Rumores de una vacunación vip que terminaron con un pedido de informes y cuestionamientos entre el Concejo y el Hospital

0

Nogoyá.- Como se reitera prácticamente a diario en la sociedad, la situación de pandemia ha sacado lo mejor y lo peor de las personas. En este caso, la comunidad nogoyaense fue testigo de un cruce mediático que llegó a tomar estado legislativo e institucional ante los rumores de que concejales de la ciudad habían recibido la vacuna contra el Covid-19.

Una vez más, voces malintencionadas nutren a los medios de comunicación sobre supuestas noticias y éstos se encargan de darle mayor difusión, lo que conllevó a que el Concejo Deliberante elaborase un proyecto de comunicación solicitando al director del Hospital San Blas informe si concejales habían sido vacunados y en caso de ser afirmativo especifique nombres.

Fue así que en la última sesión ordinaria realizada el miércoles 31 de marzo, los ediles aprobaron por unanimidad el proyecto de comunicación y este fue girado el mismo día al hospital. Tras ello, el lunes siguiente la respuesta ingresó al recinto cuestionándose acciones y formas en lo requerido por el Concejo Deliberante.

“Aclaremos a la sociedad de Nogoyá sobre una situación supuestamente irregular en el Plan Rector de Vacunación que lleva adelante el hospital San Blas, les informamos que ningún concejal de la ciudad, de la lista que usted anexa en su pedido, ha recibido una dosis de la vacuna contra el Covid-19. En nombre de la institución y de todo el equipo de trabajo del hospital San Blas, el cual tiene un compromiso con la sociedad en su totalidad, queremos dejar en claro algunos puntos tratados en los “considerando” presentados, los cuales dejan de manifiesto el bajo nivel intelectual y de debate ante una pandemia, por parte del Concejo Deliberante local”, señala la respuesta presentada el pasado lunes 5 de abril.

“Quedan expuestos el nivel de confusión de parte de los concejales partidarios que solicitan dicho informe, al guiarse por rumores mediáticos, buscando así politizar una situación de salud pública en pandemia; la falta de empatía de estos para con sus pares y finalmente, la clara intencionalidad de manchar el trabajo de nuestra institución, del Concejo Deliberante de Nogoyá y la necesidad de mediatización del caso en cuestión”.

“Desde nuestra institución, entendemos que como cuerpo de concejales, sea del partido que sea, no es serio guiarse por versiones periodísticas malintencionadas y subjetivas, porque en ese caso, creemos que desde el mismo Concejo Deliberante, deberían dar una explicación dentro de sus pares y no dirigir una nota a una institución y hacer mediático dicho pedido, lo cual deja en evidencia que el concejal que expuso su postura, está mostrando una realidad que él construyó en base a dichos de personas de medios periodísticos, generando así confusión en la población”, apunta la misiva.

También desde el nosocomio señalan que “en el mismo pedido de informe, antes de tener la respuesta oficial desde nuestra institución, juzgan que en caso de ser cierta la versión periodística, no solo se vería manchada la reputación del Concejo Deliberante, sino también del accionar del hospital San Blas en relación a los vacunados VIP, lo cual habla a las claras de la casualidad manifiesta, sentando una condena antes de obtener un juicio”.

Todo esto y algo más dijo el director del hospital, para responder finalmente la solicitud en el siguiente párrafo: “Esperamos haber aclarado a la sociedad de Nogoyá, que ningún concejal de la lista acercada fue vacunado contra el Covid 19, pero consideramos que hubo una falta total de empatía por parte del concejal Mariano Berdiñas en lo manifestado en la sesión última, no solo hacia sus pares, sino hacia toda la sociedad de Nogoyá, basando sus argumentos meramente en dichos periodísticos y con clara internacionalidad política, buscando de generar una grieta entre la población, que espera pronto su vacuna”, concluye la contestación oficial.

El descontento de Ascúa 

En tanto, el director del hospital, en un entrevista brindada a FM Del Éxodo, amplió lo vertido en el documento y agregó: “son muchas las cosas que a mí no me gustaron, respecto a este pedido de informe. Lo lógico sería que el actor que debería dar esa información sea el primero en saberlo y no enterarse por medios o redes sociales cuando todavía no había tenido ingreso el documento al hospital. Hice el planteo en la reunión del COES y en el equipo de trabajo del Hospital San Blas también generó algo de molestia. Dialogamos, debatimos y arribamos a esta contestación sin comentar a nadie hasta que no tuviera ingreso formal en el Concejo Deliberante”, aclaró el funcionario de salud.

Ascúa define que en la respuesta enviada al órgano legislativo se diferenciaron de la postura de los ediles; “me pareció desafortunado el pedido de informe, como así también lo que habló en la última sesión por el presidente del bloque oficialista, donde se puso el saco y ante la sociedad quedó como que su aclaración la hizo porque tenía la cola sucia. Ellos son concejales del pueblo, no son representantes de ellos mismos, están pidiendo un informe al Hospital San Blas en función de versiones periodísticas, no sobre algo que puede estar medianamente probado. Entonces tuvimos que responder esto por lo que se escuchó”, lamentó y se preguntó: “me gustaría saber si ante tantas versiones periodísticas, estos concejales actúan de la misma manera y piden informes por las calles sucias, en mal estado o por ruidos molestos”.

El director del San Blas aclaró que esta situación se hubiera podido plantear en la misma reunión del COES 48 que se realizó 48 horas antes de la sesión, “y no hacer esto que terminó siendo un circo. Me generó descontento esto, tendría que interpretar que hay intencionalidad política o un desinterés total por el problema de salud que está pasando todo el mundo y sobre todo con el operativo de vacunación. ¿Porque digo esto? Porque en los considerandos del pedido de informe condenan al supuesto concejal que se hubiera vacunado y también al hospital. Desconocen que la campaña de vacunación no la lleva adelante solo el hospital, sino que se hace en conjunto con el municipio y con médicos del CIC. Entonces por esto tengo que pensar mal, que hay un desinterés de los concejales, de todos aclaro” cuestionó el director Javier Ascua.

“Relacionaron todo esto, incluso mencionando al presidente de la nación entre los argumentos, por eso creo que es político, hablaron de grieta, cuestionaron la vacunación del presidente cuando incluso muchos nogoyaenses decían “hasta que no se vacune Alberto no nos vamos a vacunar”, y ahora que se vacunó también está mal y lo tratan de privilegiado. Ningún concejal levantó el teléfono para consultar, tampoco en las reuniones del COES donde ellos forman parte, son once concejales que demuestran que ni entre ellos se miran. No quisiera saber qué pasará si les toca resolver un tema importante” concluyó Ascúa.

La postura de Berdiñas

En tanto, el concejal de Juntos por el Cambio y presidente del bloque oficialista Mariano Berdiñas, optó por no entrar en polémicas y dijo estar satisfecho por la pronta contestación de parte del hospital, “me parece positivo que por el canal institucional se realice esta respuesta a este proyecto de comunicación que nació en el bloque oficialista y fue apoyado por la  oposición, porque lo cierto es que desde hace unos días se comenzó a recibir consultas de personas sobre si era cierto que había concejales vacunados. Lo cierto que es un tema muy sensible, hay mucha gente esperando vacunarse, por eso no nos parecía correcto que quedara ese manto de duda sobre el órgano legislativo”.

Para Berdiñas, desde el Concejo Deliberante no se hizo nada que no estuviera dentro del marco institucional, “pedimos a un organismo público que nos brinde información acerca de un tema en particular, yo no tengo la obligación de levantar el teléfono para consultar sobre esta situación, hay que manejarse por los canales institucionales”, remarcó. “Cuando el hospital focalizó sobre mi persona me llamó la atención, pero no ha habido animosidad de parte de nadie en términos políticos, no voy a hacer un juicio de valor sobre el rol del hospital porque están realizando un enorme laburo en esta pandemia. Pero si me parece que se tomó la cosa para cualquier lado y se cuestiona el proceder del Concejo Deliberante. Esto fue para que todos tuviéramos la plena tranquilidad, salvaguardar la institucionalidad del Concejo Deliberante y el enorme trabajo que hace el  Hospital San Blás. No queríamos que nuestra ciudad estuviera dentro de la lógica de las sospechas, luego de que pasara lo que pasó con Ginés González García a nivel nacional”, aclaró el edil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here