Reinventarse cuando todo el panorama que tenemos por delante es completamente desconocido

0

Por Silvina Marquez Para Paralelo 32.-

A raíz de la pandemia, “nos enfrentamos a un escenario desconocido e incierto” explica Inés Olivero, autora de Reinventarse. Claves para sostenerse en el vacío y volver a empezar de editorial El Ateneo. “Estamos viviendo un cataclismo que arrasó con los proyectos que pensábamos realizar durante el año” sostiene Olivero, pero a la vez hace un llamado a re-inventarse y poder afrontar lo nuevo con optimismo. “La vida es mucho más maravillosa de lo que generalmente creemos, pero para poder disfrutarla, es necesario tomar riesgos y encarar nuestro proceso de transformación”, afirma Inés Olivero a partir de su propia experiencia. Y si bien es cierto que este año la pandemia atraviesa nuestras vidas; en lo personal, cada uno vive o ha vivido su propia crisis y vacío a través de una enfermedad, una pérdida o un divorcio.  

¿Cree que es un tiempo oportuno de Reinventarse, como se titula su libro?

Más oportuno imposible. En realidad, en marzo de este año, la pandemia nos dio vuelta como un guante y, globalmente, nos enfrentamos a un escenario desconocido y profundamente incierto. Por otra parte, no sabemos por cuánto tiempo más seguiremos limitados por la cuarentena. De todos modos, creo que esconde un poderoso mensaje que aún no pudimos descifrar. Se nos repite constantemente: “Quedate en casa”, como un mantra. Sospecho que no es solo entre cuatro paredes, considero que lo que nos pasa como humanidad, es un llamado a habitar el misterio que se esconde dentro de cada ser humano.

¿Cómo puede definir qué es reinventarse?

Cuando todo el panorama que tenemos por delante es completamente desconocido, cuando las condiciones en que tendremos que desarrollarnos nos ofrezcan desafíos impensados y las respuestas que tenemos a mano no se correspondan con lo que nos interpela, solo podemos utilizar toda nuestra creatividad para re-hacernos y afrontar lo nuevo con optimismo. Un tsunami nos sacó de nuestra zona de confort y necesitamos ir más allá de lo esperable para crecer con el cambio.

—¿Hay una edad/situación para reinventarse?

Esta debacle suele presentarse, de improviso, en la mitad de la vida, entre los 40 y los 55 años cuando por fin pudimos concretar nuestros sueños y justo en el momento en que pensábamos descansar y disfrutar la cosecha, ¡zas…! Todo se derrumba. A pesar de ser ésa la situación más conocida, no obstante, no hay una edad precisa para experimentarla. Hay personas que frente a una quiebra económica, un divorcio complicado, una enfermedad o la pérdida de un ser querido vivencian una tremenda revolución en edades muy diferentes de la vida. En el libro recordé mi propia crisis, a los cuarenta y siete años, utilicé algunos pasajes personales como testimonio de ese tránsito y, algunas ideas de mi propio proceso que me resultaron útiles.

—¿Qué la llevó a usted a escribir este libro? ¿A quién está dirigido?

Escribí el libro teniendo en cuenta muchos casos conocidos de pacientes y participantes de los grupos que coordino, que transitaban una crisis demoledora, una crisis que era totalmente diferente de todas las anteriores. Si bien ese estado de ruptura con el mundo conocido lo referí a la historia individual, en este momento es aplicable a todos nosotros. Estamos viviendo un cataclismo que arrasó con los proyectos que pensábamos realizar durante el año. Se frenaron los encuentros afectivos, los festejos e incluso no pudimos despedir a familiares que partieron, como resultado del contagio. No podemos abrazarnos con nuestros seres queridos, amigos, compañeros de las distintas actividades que supuestamente íbamos a concretar. Todas esas limitaciones empobrecieron nuestro horizonte emocional, mental y espiritual. Sin embargo, no ha de ser por casualidad que asistimos a un acontecimiento global, que afecta a todo el planeta. Por lo tanto, es necesario re-inventarnos, para que nuestra vida, aún en medio de la tormenta, pueda encontrar un nuevo sentido a la existencia.

·María Inés Pérez Arce de Olivero es Psicóloga Transpersonal, escritora y conferencista. Licenciada en Psicología, especializada en Clínica de Adultos. Astróloga Humanista (Casa XI).
·Presidenta de FUNDAPAP, Fundación para la Asistencia de Personas Adictas a Personas (2010). Docente de Fundación Columbia de Conciencia y Energía.
·Estudiante y facilitadora de Un curso de milagros desde 2012. Co-conductora del programa Hemos estado ahí, en radio Mantra FM 91.9. Es también autora de El sabor de lo añejo, Qué decimos cuando hablamos. Parecido no es lo mismo y co-autora de Adicción a las personas. Codependencia y recuperación, junto con Mónica Pucheu.

—¿Qué va a encontrar el lector en su libro?

Descripciones y relatos de momentos difíciles de personas que atravesaron su desafío personal y pudieron rescatar un mensaje de esperanza e incluso de profunda auto-realización. Y pasajes de mi propia crisis. Además, los hallazgos que se obtienen cuando podemos sostenernos en el vacío y continuar con fe en el proceso de la vida, incluso cuando todo es oscuro y reina la confusión más absoluta. Hay también, poemas que me surgieron durante el proceso y una visualización, al final de cada capítulo, para iniciar el camino hacia la interioridad y familiarizarnos con su misterio.

Con respecto al vacío ¿qué es? ¿Cómo lo caracteriza? ¿Da miedo el vacío?

Es una sensación rechazada por todos nosotros desde siempre, que evitamos experimentar y la tapamos con tal de no sentirla. El vacío nos aterra, es un desierto, un páramo en el que estamos solos y nada ni nadie puede socorrernos. Nadie entiende a quien lo atraviesa. Algunos piensan que es una depresión, pero no. El vacío es un espacio que espera ser habitado, no llenado con lo primero que aparece o con adicciones. El vacío es un terreno fértil que se deshizo de todo lo que ya no servía, preparando el campo para una nueva siembra. En el proceso evolutivo humano, la mitad de la vida genera -a través de una gran crisis-, las condiciones propicias para el despertar de la consciencia, del alma. Eso ocurre cuando el ego, la personalidad, tiene que dejar de tener el mando de nuestra vida y pasar a obedecer a una instancia superior de nosotros mismos, que se oculta en lo íntimo de nuestro Ser, el Sí Mismo. El alma nos llama desde lo más profundo para que descubramos un sentido nuevo en nuestra existencia. No siempre la escuchamos, a veces, acallamos su voz. Nos empecinamos en realizar viejos deseos, que si bien ya no nos producen saciedad, nos distraen del compromiso de convertirnos en quienes verdaderamente somos.

Por último ¿cuál sería su mensaje/consejo final?

Que podamos aceptar el desafío de sostenernos en el vacío hasta que, a través de la intuición, las señales nos orienten hacia el Camino a tomar. La vida es mucho más maravillosa de lo que generalmente creemos, pero para poder disfrutarla, es necesario tomar riesgos y encarar nuestro proceso de transformación. Quien lo hace, estará por siempre agradecido de su decisión. Somos seres espirituales viviendo una experiencia material, pero para descubrirlo es imperioso que atravesemos ese angosto y oscuro pasaje del parto, hacia un nuevo nacimiento.

Ficha del libro

Título

Reinventarse. Claves para sostenerse en el vacío y volver a empezar

Autor

Inés Olivero

Editorial

El Ateneo

Páginas

344

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here