Reconstruyamos la cultura del trabajo

0

Por Raúl Pedemonte.- La pobreza, la corrupción, la injusticia y la inseguridad son fenómenos que coexisten en nuestro país y constituyen  una grave cuestión que interroga  la posición del Estado desde diversos puntos de vista: moral, político, económico y social. En el marco de esta situación dramática acrecentada por la profundización de la grieta, el Gobierno nacional decidió sumarse a la movilización que organiza para el lunes 18 de octubre la Confederación General del Trabajo (CGT), en recordación del Día  la Lealtad  (17 de octubre) donde se escuchará el contenido de un documento. 

Es de esperar que el contenido de ese documento condene los males que aquejan al país; la ausencia  de trabajo formal y plenos derechos. Convertir planes sociales en empleo registrado permanente, lo cual supone establecer acciones concretas, reglas claras para las inversiones productivas, convenciones colectivas de trabajo que promuevan la transición entre planes y  empleo formal atendiendo a las características de cada sector, y una adecuada educación y capacitación que impulse habilidades para recrear la cultura del trabajo y atender a la demanda laboral del futuro. Aumentar la producción, reactivar la economía, crear puestos de trabajo, invertir en tecnología y modernizar las estructuras de las plantas  industriales, créditos accesibles para las pequeñas y medianas empresas, puntales macroeconómicamente indispensables para una sociedad con trabajo digno y justicia social.

Pensar en la construcción de formas asociativas que generen prácticas solidarias y espacios plurales de deliberación y control en la construcción y recomposición del orden social, involucrando a los trabajadores sin especulación política y haciéndolos partícipes en el diagnóstico de la realidad de la empresa, en la detección de los problemas y también en el abordaje de las soluciones, en la igualdad de oportunidades y en el salario digno.

Apostar a la eficacia del compromiso productivo sectorial promotor del trabajo formal, con horizonte de varios años de previsibilidad avanzando con espíritu colaborativo y participativo.

«Ninguna política para erradicar la pobreza tendrá éxito si no hay un sostenido aumento de la demanda de trabajo formal. Y para ello, lo que se precisa es  que el gobierno aliente al sector privado como tomador de personal”. De no expresar el documento de la CGT estos objetivos, estaríamos ante una manifestación falsa, integrada por «extras» convenientemente preparados por punteros, seudos asesores y marketineros para la foto, el video, y cosechar votos para las elecciones  legislativas del 14 de noviembre en una táctica populista que la gran mayoría de los trabajadores rechaza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here