(Por Hugo Schira).- Pedro Cahn es el científico que lidera el grupo de asesores científicos del gobierno nacional en materia de cuarentena y coronavirus. Es un infectólogo de 72 años, jubilado, pero sigue trabajando en el Hospital Fernández de Buenos Aires. Es una autoridad internacional indiscutible en materia de SIDA y HIV. Atendió la enfermedad desde 1982, cuando llegaron a su consulta los primeros casos en el país.

Se recibió de médico en la Universidad de Buenos Aires en 1971 y se especializó en infectología realizando un posgrado en el Hospital Muñiz. Cahn manifestó haber elegido esta especialidad debido a que las enfermedades de dicha área están vinculadas a las condiciones sociales.

Fue presidente de la Sociedad Internacional de SIDA de 2006 a 2008. En 2016 durante la XXI Conferencia Internacional realizada en Durban (Sudáfrica), el máximo panel mundial de expertos en la pandemia SIDA instó a todo el mundo a abandonar el tratamiento con tres fármacos y en su lugar emplear el elaborado por el argentino en base a dos fármacos, Dolutegravir y Lamivudina.

Fue declarado Ciudadano Ilustre por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y recibió la mención de honor “Senador Domingo F. Sarmiento” del Senado nacional, ambos en 2014.

En 2016 fue reconocido por la Asociación Internacional de Médicos para la Atención del SIDA como una de las personalidades que influyeron en la misión, visión y programas de la asociación a lo largo de su historia.

En cualquier país del mundo, se disputarían la presencia de Cahn en un gabinete de asesores científicos ante el Covid-19. Acá hay sicarios mediáticos dispuestos a lincharlo. Antes que la nueva grieta ‘cuarentena vs. anticuarentena’ se lo trague sin respeto, conviene saber quién es Pedro Cahn, que como René Favaloro, César Milstein o Domingo Liotta, sus pares, enaltece a la medicina y la ciencia argentinas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here