¿Qué hacen los latinos que incursionan en el metaverso?

0

Desde artistas mezclando música en el metaverso para una audiencia física, hasta patacones convertidos en tókenes no fungibles, o NFTs, por sus siglas en inglés. Esas son algunas de las maneras en que los latinoamericanos están incursionando en el nuevo mundo de la Web3.

“Era justo lo que estaba comiendo y era una de mis comidas favoritas así que, ¿por qué no?”, dijo Ethan Barreneche, un joven colombiano que, a sus 14 años, creó su primera colección de NFTs llamada “Patacoin”.

“La mayoría de la gente empezó a mejorar su forma física. Yo intenté buscar mejorar mi conocimiento”, agregó Barreneche.

Mientras que la idea de Barreneche nació durante la pandemia, Dejota, un disc jockey venezolano en el metaverso, comenzó su trayectoria como productor y compositor en 2012 montando tutoriales en la popular plataforma YouTube.

Explicó que su visión ha evolucionado con estos desarrollos tecnológicos.

“Todo comenzó por ahí como en diciembre. Me puse por primera vez los lentes de realidad virtual y desde ahí yo sentía que estaba como en un espacio muy inspirador, muy diferente, en otro mundo, en otro lugar, y dije ¿por qué no he escuchado a otra gente hacer música desde aquí?”, relató Dejota.

Según explicó, el metaverso representa una extensión de su proyecto artístico.
“Lo que yo quiero hacer en mi show es brindar una experiencia tanto en realidad virtual como hologramas”, dijo Dejota.

Por su parte, artistas establecidos como Claudia Hakim, directora del Museo de Arte Moderno de Bogotá (MAMBO), también han acogido este nuevo avance tecnológico.

“La verdad creo que eso es lo que se viene. Estamos abiertos a eso y yo creo que podemos ir en paralelo trabajando las dos posibilidades: nuestro arte más presencial y más físico y más de la academia. Y este tema va más allá de la virtualidad y los NFTs,” dijo Hakim.

A pesar de los beneficios, empresarios como Luc Zuelgaray, gerente en Colombia de la billetera digital RIPIO, hacen hincapié en los problemas fundamentales que tienen que abordarse antes de que las oportunidades de la Web3 puedan ser aprovechadas por toda la población.

“Va a tomar tiempo hasta que cada colombiano y cada latinoamericano tenga internet. Ese es el primer paso, que tengan la capacidad de tener un computador, un “device” electrónico para poder conectarse. Pero yo creo que hay muchos proyectos que van de la mano y que van a hacer que la revolución sea para todos”, explicó Zuelgaray.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here