Putin reconoce independencia de territorios separatistas de Ucrania

0

El presidente ruso, Vladimir Putin firmó un decreto que reconoce la independencia de dos territorios separatistas al este de Ucrania, una medida que fue condenada por los principales líderes occidentales que temen una escalada del conflicto en la zona.

Putin dio el anuncio de su reconocimiento de un intento de independencia de Donestk y Luhsank, por parte de los separatistas respaldados por Rusia, en un discurso televisivo donde enumeró una letanía de quejas contra el liderazgo en Kiev, así como contra la OTAN y Occidente.

El paso podría aumentar drásticamente el riesgo de conflicto en Ucrania, ya que las Naciones Unidas y los líderes occidentales advirtieron contra los movimientos para comprometer la soberanía de Ucrania.

Estados Unidos emitirá pronto una orden ejecutiva que prohíbe «nuevas inversiones, comercio y financiamiento por parte de personas estadounidenses hacia, desde o en» las dos regiones separatistas, dijo la Casa Blanca el lunes en un comunicado. “También otorgará autoridad para imponer sanciones a cualquier persona que se determine que opere en esas áreas de Ucrania”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en un comunicado.

Psaki dijo que vendrían más medidas y que las que se estaban preparando en respuesta al decreto de Putin estaban separadas de las sanciones que EE. UU. y sus aliados han estado preparando si Rusia invade Ucrania.

La Unión Europea «reaccionará con sanciones contra los involucrados en este acto ilegal», dijeron la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en un comunicado conjunto.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, acusó a Rusia de continuar alimentando el conflicto en el este de Ucrania y de «tratar de poner un pretexto» para una nueva invasión.

Kiev respondió al anuncio de Putin diciendo que «el mundo entero» está siguiendo las acciones de Rusia sobre el reconocimiento de los grupos autodenominados y «todo el mundo se da cuenta de las consecuencias».

Mientras Putin hablaba, agencias de noticias internacionales citaron a las tropas del gobierno ucraniano en las trincheras de primera línea en el este de Ucrania diciendo que los disparos con armas pesadas en manos de los separatistas se habían intensificado este lunes 21 de febrero.

Putin hizo acusaciones generalizadas al principio de su discurso, sin proporcionar evidencia, de que Ucrania estaba tratando de obtener armas nucleares, que el idioma ruso había sido marginado en Ucrania y que había planes no especificados para eliminar la Iglesia Ortodoxa Rusa allí.

También dijo que Ucrania era un «régimen títere» dirigido por potencias extranjeras y plagado de clanes oligárquicos y que la OTAN había «ignorado por completo» las demandas de seguridad de Moscú, que incluían pedidos de una promesa legalmente vinculante de que a Ucrania no se le permitirá unirse a la alianza y la retirada de armas y equipos de la OTAN de los países de Europa Central y Oriental.

Previo al discurso de Putin, el embajador de Estados Unidos ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Michael Carpenter, dijo que el reconocimiento ruso de áreas del este de Ucrania fuera del control del gobierno sería «deplorable» y debería ser condenado.

El alto representante de la UE para asuntos exteriores dijo que la Unión Europea estaba preparada para reaccionar enérgicamente si Putin ofrecía el reconocimiento de Moscú.

Después de hablar por teléfono con Putin en conversaciones para «prevenir una catástrofe», la oficina del canciller alemán, Olaf Scholz, dijo que este había condenado el posible reconocimiento de los territorios separatistas. Scholz advirtió a Putin que la medida sería una «violación unilateral» de los acuerdos de Minsk destinados a una resolución pacífica de la guerra de ocho años de Ucrania con los separatistas respaldados por Rusia en el este de Ucrania.

Por otra parte, Moscú dijo que saboteadores militares ucranianos intentaron ingresar al territorio ruso en vehículos armados y provocaron cinco muertes, una acusación que Kiev desestimó como «noticias falsas».

Gobiernos occidentales acusan a Rusia de prepararse para fabricar un pretexto para invadir Ucrania al culpar a Kiev por los ataques y confiar en las súplicas de ayuda de los apoderados separatistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here