Publican un vocabulario trilingüe básico del NT que incluye el guaraní

0

Para millones de personas, Paraguay, la provincia argentina de Misiones y el sur de Brasil son tierras de supuestos tesoros enterrados, ocultos para los mortales comunes, que de tanto en tanto emiten algún mágico brillo o una tenue llamita. Dicen que la gente dice que contaron que un cierto tipo, amigo de un pariente de un conocido, encontró plata yvyguy, plata enterrada, y se volvió rico.

Muchos dedicaron valioso tiempo de su vida e inmensos esfuerzos a buscar algún tesoro oculto. Afirman estar cada vez más cerca y están absolutamente seguros de que los antiguos relatos sobre la materia e incluso ciertos mapas son totalmente fidedignos. Una vez que se inventaron los detectores de metales, la búsqueda se incentivó y casi se convirtió en un pasatiempo para los domingos de tarde, acompañado por mate o tereré y luego los infaltables comentarios. El 99,99 % perdió su tiempo en la búsqueda de tesoros escondidos. El 0,01 % – bueno, cuenta fantasías.

Frente a tamaña búsqueda desesperada, pocos son los que se dan cuenta de que hay un tesoro para nada escondido. Es el idioma guaraní. Está a flor de tierra y vale más que todo el oro y toda la plata del mundo. Es vida, sentimiento, cultura, testimonio, filosofía, religión, fe, oratoria, melodía, dulzura, alma, cuerpo, espíritu, soplo desde la eternidad, selva subtropical, agua fresca, plenitud y felicidad.

Con esa convicción, se terminó de editar por estos días un Vocabulario trilingüe básico del Nuevo Testamento, griego – español – guaraní, un material que será ampliamente valorado en la vasta región donde aún se atesora el guaraní y un vasto universo de estudiosos de esta lengua originaria. El entrerriano Profesor doctor René Krüger (renejkruger@gmail.com) es uno de sus autores junto con el paraguayo Wilson Antonio Garay Rojas (wgaray@hotmail.es).

“El Vocabulario trilingüe básico del Nuevo Testamento, Griego – Castellano – Guaraní, vincula la inmensa riqueza expresada en el Nuevo Testamento en idioma griego koiné con el magnífico vaso castellano y el melódico tesoro guaraní. Como Dios nos entregó su Palabra a través de las palabras de lenguas humanas, cuanto mejor conozcamos esas lenguas con sus palabras en minúsculas, tanto más podremos aproximarnos a la Palabra en mayúsculas (el Lógos, en griego) para luego decirla en nuestras propias palabras”, dice el doctor Krüger.

El estudio de un idioma se compone de muchos elementos: el vocabulario, la gramática, la sintaxis; y también a las sutilezas, los giros y modismos, la etimología, la historia; en fin, todo lo que implica conocer y manejar una lengua. Este Trilingüe es producto del esfuerzo por acercar la riqueza del texto griego original del Nuevo Testamento al orbe castellano y guaraní, tomando en serio el hecho de que el guaraní es un tesoro manejado por millones de personas en Paraguay, Argentina, Brasil y por muchos miles que emigraron a tantos otros países. Diccionarios, vocabularios y ayudas para la traducción del griego al castellano hay muchos y excelentes; ahora también hay un vocabulario básico que incluye el guaraní.

“Sin menospreciar las leyendas de tesoros escondidos, porque en ellas viven esperanzas, recuerdos y proyecciones, invitamos tanto a quienes ya poseen el tesoro del guaraní y del castellano como a quienes recién se acercan al guaraní a emprender la aventura de estudiar el Nuevo Testamento y de sentir, creer y conocer mejor su mensaje para comunicarlo tanto en buen castellano como en buen guaraní”, dice el Pastor Krüger y expresa un agradecimiento muy especial al Presbítero Ignacio Espínola, de Coronel Oviedo, Paraguay, que colaboró con la revisión general de la parte guaraní de este Trilingüe y aportó numerosos sinónimos muy valiosos para enriquecer el vocabulario.
René Krüger (renejkruger@gmail.com) y Wilson Antonio Garay Rojas (wgaray@hotmail.es)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here