Proyecto para dar cobijo a personas en situación de calle

0

Victoria.- Están relevadas y son diez personas, todos hombres, varios de ellos con problemas de adicciones, y reconocen tener familiares pero eligen permanecer en la calle. Incluso a algunos de ellos, por edad, se les posibilitó una mejor calidad de vida ingresando al hospital Cúneo, pero de nuevo se negaron.

Muchos de nosotros los hemos visto en algún momento del día o la noche, en plazas, en la terminal de ómnibus, revolviendo contenedores, o simplemente intentando sobrevivir a la dura realidad y ahora al clima invernal. Quizás en eso estaba pensando el concejal Leonel Anderson (Bloque Alianza Cambiemos) cuando presentó un proyecto ante la Comisión de Desarrollo para la creación de un ‘Refugio municipal para personas en situación de calle’.

La iniciativa abarca a hombres y mujeres que pueden estar atravesando este problema, y pone algunas reglas que deberán respetarse para favorecer la convivencia de estas personas en el lugar que se arbitre para su cobijo. “La idea es que puedan tener un lugar cómodo donde pasar la noche, permitiéndoles además darse una ducha caliente, acceder a un plato de comida, y desayuno por la mañana antes de retirarse”, dijo Anderson a Paralelo 32  y añadió que el refugio se denominaría Abrazo Solidario.

“En relación a este proyecto, me movilizó ver a las personas que están bajo esta situación en este momento del año; con estas temperaturas y bajo un techito de chapa prácticamente a la intemperie, como ocurre en la estación terminal, por ejemplo. No son muchas en la ciudad pero existen y no tenemos que hacernos los distraídos”, advirtió el edil, no sin antes hablar con los responsables de la implementación, como el caso de la secretaria de Desarrollo Social municipal, quien se daría a la tarea —entre otras acciones complementarias— de dar con el espacio físico adecuado.

Por ello, en la letra de la presentación se buscaría trabajar sinérgicamente involucrando a la Secretaría de Desarrollo Social, organizaciones no gubernamentales (como Cáritas), comercios y particulares “con el fin de promover la inclusión social de las personas en situación de calle”, además de brindarles “asistencia médica inmediata y ambulatoria” con médicos de los CAPS, CIC o el propio hospital Salaberry.

Dentro de la propuesta, el art. 4º define a qué se considera personas en situación de calle: “a todo aquel (con domicilio en Victoria) que se encuentre transitoriamente sin vivienda o en desamparo habitacional inminente, y que no cuenta con recursos económicos para afrontar el pago de un alquiler o noche de hotel”.

Y el en art. 5º se añade un límite de edad (60 años) con el agregado “con o sin menores a cargo”.

Anderson también detalló como parte del Anexo que para acceder a este espacio se tomarían como recaudos un control médico/sanitario, en el que además de posibles adicciones se constate cualquier patología asociada, si está atravesando por un período de contagio por COVID o influenza, entre otras cuestiones que implicarán desde chequeos a vacunación y seguimiento con libreta sanitaria.

En el anexo asimismo se arbitra la necesidad de contar con un equipo de trabajo estable, que involucre al menos un encargado general que, además de ser el máximo responsable, llevará un registro de quienes permanecen en el lugar diariamente; y contará con la ayuda de una persona de limpieza/mantenimiento —a tiempo completo o parcial.

La admisión y permanencia tendría como horario de mayo a agosto: desde las 20 horas a las 08:00 (egreso); y para el periodo septiembre – abril de 22:00 a 7:30 (egreso). “No hemos definido un lugar físico, la idea es que el Ejecutivo decida cuál es el más conveniente. No es necesario que sean los refugios actuales del 4º y 5º Cuartel, podría alquilarse una propiedad, en ese sentido la presentación es flexible”. Los plazos de permanencia tienen un máximo de 3 meses desde el momento de la admisión, pudiendo renovarse. Si la persona llega con niños, también se tomaría la previsión para que estén juntos a cobijo, dando aviso e intervención al COPNAF.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here