Prisión condicional para los estafadores telefónicos

0

Nogoyá.- A tan solo un mes de haber perpetrado una serie de engaños telefónicos, tres delincuentes que integran la comunidad gitana, fueron condenados a prisión condicional por haber sometido bajo mentira a dos ancianos de la ciudad, sustrayéndoles 170.000 pesos.

Luego de haber acordado la prisión condicional, los hermanos Marcelo y Carlos Traicco y Arnaldo Castillo, todos ellos oriundos del barrio Las Malvinas de la capital de la provincia de Buenos Aires, fueron trasladados desde Nogoyá.

Fue la mañana del 21 de julio cuando cometieron los engaños con pocas horas de diferencia.

El primer damnificado de la zona sur de la ciudad recibió el llamado donde un supuesto nieto le pedía una suma de dinero para realizar una cuenta de ahorro para la familia, ya que él había sido afectado por un corralito financiero que le impedía acceder a sus ahorros.

Ante el pedido del delincuente, el abuelo, de 77 años, accedió a entregar una suma de dinero cercana a los setenta mil pesos a una persona que le indicó el supuesto nieto, pasaría por su casa, vestida de tal manera y describiendo algunas características físicas.

Fue así que dos horas después se hizo presente en el domicilio del hombre una persona que era supuesto empleado del banco y recibió en manos del damnificado la suma de dinero antes mencionada.

Recién después del mediodía, la persona damnificada, al estar en contacto con otros familiares, se dio cuenta del engaño sufrido y acudió a la comisaría de la zona sur a realizar la denuncia correspondiente.

Pero en ese momento, mientras este abuelo realizaba la denuncia, los maleantes seguían haciendo de las suyas en la ciudad. Según testigos, señalaron que bajo la misma modalidad de engaño, una mujer de 88 años cayó en la mentira y entregó una suma de dinero cercana a los 110.000 pesos a una mujer que llegó en nombre de su nieta a retirar los billetes, porque desde el banco le habían informado que deberían cambiarlos por un problema en la numeración de los mismos y la posterior circulación legal. Al atardecer, la mujer con su hijo radicaron la denuncia en los tribunales de Nogoyá.
Ambos hechos lograron esclarecerse tras corroborar en una de las imágenes que una de las personas que iba en el vehículo reunía características físicas similares a las descriptas por los damnificados de las estafas, referido a quien pasó por sus viviendas a retirar el efectivo.

También se supo que el automóvil en el que se movilizaban, había salido de la ciudad en dirección a Rosario del Tala y gracias a ese registro se logró detener a los autores en una recorrida por esa localidad. “Luego de que las pruebas los acorralaran, prefirieron confesar y acordar penas de prisión condicional en un juicio abreviado, cuya sentencia será adelantada hoy en los Tribunales de Nogoyá”, señalaron fuentes judiciales en medios provinciales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here