Principio de solución al conflicto del Centro de Jubilados

0

Nogoyá.- El pasado viernes 13 de agosto, la comisión directiva vigente del Centro de Jubilados y Pensionados Nacionales llevó adelante una conferencia de prensa, donde anunció haber arribado a un acuerdo en el reclamo laboral que se encontraba judicializado y en instancias de embargo de una fracción del establecimiento ubicado en calle Alem.

Tras la firma del acuerdo, Obdulia Romero quien hasta ese momento era la presidente de la institución, presentó su renuncia y en su lugar asumió la vicepresidente María Rosa Roldan.

Fue ella junto a los colaboradores y una asesora legal, quienes brindaron detalles del acuerdo y contaron además de donde se originaron los fondos para poder solventar parte del acuerdo.

“Queremos informarles y confirmarles que hemos llegado a un acuerdo en el conflicto laboral, debemos seguir trabajando para pagar las cuotas, ya que en la actualidad el Centro de Jubilados está prácticamente desierto, casi no tenemos socios, por la pandemia perdimos la cobranza de la cuota social y quedamos a la deriva”, señaló la nueva presidenta, afirmando que a la brevedad encararán acciones de todo tipo para recaudar fondos, además de llamar a socios mediante una nueva campaña.

Otro de los colaboradores, dijo en la conferencia que se tienen proyectos a largo plazo, “es una institución que tiene una amplitud única y con la ayuda de la ciudadanía va a salir adelante. A partir de la próxima semana vamos a poder a comenzar a hacer socios nuevos y seguiremos trabajando”.

Por su parte, la abogada Marianela Manassalli fue quien confirmó que un grupo de privados aportaron el dinero para llegar al principio del acuerdo, restando ahora veinticuatro cuotas mensuales de 130 mil pesos para culminar con el mismo.

“Es muy importante transmitir a la sociedad todo lo que pasó, el viernes pasado por la noche cuando ya se creía que la institución se perdía y se iba a confirmar el embargo, hubo un grupo de personas que prefieren mantener el anonimato, que decidieron realizar la donación del dinero para la entrega inicial. Hasta ese momento, la institución debía 3.400.000 pesos y  devengaba intereses mensuales de 250.000 mil pesos, generándose una deuda de casi seis millones de pesos” explicó la abogada, confirmando que los donantes son personas “totalmente alejadas de la política, que decidieron participar para hacer un aporte capital para la entrega y refinanciación con un plazo de gracia de un año.  Luego de eso se arribó a un acuerdo, haciendo un pago parcial y financiando el saldo en 24 cuotas”.

La asesora se permitió felicitar a toda la comisión y colaboradores que lucharon para llegar a esta instancia, “esto fue una refinanciación, si bien el centro aún no está salvado, tenemos un acuerdo a dos años que no es imposible de asumir. Apelamos a la buena voluntad de la comunidad que se sume ahora a esta campaña, recordarles que con la habilitación de los eventos, la institución va a comenzar a funcionar como antes y llamaremos a convocar a padrinos y socios que aporten mensualmente para cubrir parte del acuerdo”. Por último, desde la comisión vigente confirmaron que se llamará a asamblea para solicitar fecha de renovación de comisión, cumpliendo con lo requerido como cualquier institución jurídica privada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here