¿Por qué el Congreso no trata una ley que proteja los humedales?

0

El Día Internacional de Humedales llega con polémica a la Argentina. Con el Congreso que lleva una década sin definir una legislación para proteger la biodiversidad en los 23 ecosistemas dispersos en el territorio nacional.

En tanto, entre los incendios en el corredor del Paraná-Paraguay y diversos usos para agricultura, ganadería y urbanizaciones con que son reemplazados, siguen achicando su participación en toda la geografía del país, hasta representar actualmente el 20%.

El ministro de Medio Ambiente, Juan Cabandié, @juancabandie, tuiteó temprano para sumarse a la conmemoración: “Desde @AmbienteNacion, en el marco del Programa de Humedales, desde el año pasado estamos trabajando en un proceso de Inventario Nacional de Humedales. Porque conocer, es el primer paso para proteger”.

Desde Unicef a la Fundación Vida Silvestre, pasando por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) y PNUD Argentina, entre algunas de las entidades globales no gubernamentales, vinculan directamente la adhesión a esta fecha con la falta de impulso político para entrar en la agenda parlamentaria.

La secuencia legislativa es la siguiente:

Sólo en 2020 se presentaron 15 proyectos de ley, 10 en Diputados y 5 en el Senado;
en 2013 y 2016 se trataron proyectos sobre el tema en el Congreso; tuvieron media sanción de la Cámara alta, pero no avanzaron en la Cámara baja y caducó su tratamiento.

También a finales de 2020 la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara de Diputados aprobó un texto que, al no ser incorporado en las sesiones extraordinarias, perdió estado parlamentario.

En cuanto a la preservación mediante un blindaje legislativo de estos ecosistemas, se diferencian en la sociedad dos posturas, según explica Andres Nápoli, director ejecutivo de FARN: “Existe un núcleo de personas que viven en ellos y los valoran, y otro sector que los quieren conquistar, al imaginarlos como pantanos que hay que rellenar y hacerlos productivos. Esa contradicción es muy dañina, y de ahí surgen los incendios que se producen para ganar terreno”, distingue.

“Sin duda existe una falta de decisión política que no construye el consenso necesario para su aprobación. No hay que descartar el lobby agropecuario ni inmobiliario, y el de algunas provincias del litoral que están en contra de su sanción”, sostuvo en declaraciones al medio especializado Visión Sustentable.

Daniela Gomel, especialista en políticas públicas y gobernanza de Fundación Vida Silvestre Argentina, interpreta que “hay un mal entendimiento de los beneficios de la planificación del uso y conservación de los humedales. Una ley no implica el no uso del total de los humedales del país, sino identificarlos para luego planificar cuáles se conservan y cómo se usan”, explicó.

En esa dirección apunta el segundo tuiteo de Cabandié en la fecha, alusivo a los humedales, al admitir que “la sociedad demanda, con justa razón, que protejamos los humedales. Por eso, queremos contarles que hoy en el Día Mundial de los Humedales, iniciamos un proceso de trabajo conjunto con los distintos sectores, para tener una #LeyDeHumedales con mirada federal”.

Sin embargo, en el área oficial no están del todo convencidos de la urgencia de sancionar esa ley: el viceministro de Ambiente de la Nación, Sergio Federovisky, había advertido el año pasado que “no es un fetiche. No es que sale la ley y los criminales que encienden fuego a mansalva van a cambiar de actitud o los jueces van a perseguir a esos criminales”.

No creen que el ecocidio o los incendios forestales tengan relación con falta de prevención. Manejan en tal sentido el dato de que el año pasado hubo en realidad una merma en la cantidad de hectáreas quemadas con respecto al 2020.

Si bien en el Litoral se perdieron 328 mil hectáreas arrasadas por incendios, no se trata de un fenómeno estrictamente argentino: en los últimos 35 años han desaparecido más del 50% de los humedales en todo el mundo.

La controversia planteada en nuestro país estriba en la urgencia por sancionar una #LeyDeHumedales. El eje de la protección, en todo caso, es que puedan continuar purificando el agua, previniendo inundaciones, proveyendo alimento y mitigando el cambio climático, ya que:

  • almacenan el doble de CO2 de todos los bosques del Globo terráqueo con el continente americano;
  • protegen a las comunidades costeras de las catástrofes;
  • regulan los flujos de agua para evitar inundaciones y sequías.

No obstante, previene Gomel, hay otras acechanzas, además del fuego: “Al no contar con una ley, el avance de actividades productivas sobre los humedales no contempla su sostenibilidad afectando no solo a las poblaciones locales y la biodiversidad que depende de ellos, sino a la continuidad de dichas actividades”, precisa.

El Día Mundial de los Humedales se conmemora el 2 de febrero, ya que en 1971 se firmó en Ramsar, Irán, el mayor acuerdo internacional para proteger los humedales importantes del planeta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here