Por gestión del diputado radical Cusinato removieron del cargo al fiscal que atendía la causa vinculada con la Municipalidad de Nogoyá

0

Nogoyá.- El fiscal Federico Uriburu culminó sus funciones en el ámbito de la Unidad Fiscal de Nogoyá y fue trasladado a la ciudad de Rosario del Tala, donde continuará ejerciendo la misma función.

Pese a varios hechos que tuvieron resonancia a nivel nacional y permitieron dar fin a conductas dolosas que se daban en diferentes ámbitos e instituciones de la ciudad, donde incluso terminó con prisión la priora de un convento, la labor de Uriburu venía siendo cuestionada luego de que dispusiera allanar el domicilio de “Pelusa” Portillo, donde se secuestraron importantes herramientas del municipio y varios bolsones de mercadería que pertenecían a desarrollo social. Portillo se quitó la vida posteriormente y la causa continuó incluso hasta los últimos días en ejercicio de Uriburu, cuando citó a declarar a funcionarios de primera línea del gobierno municipal.


El fiscal Federico Uriburu fue reemplazado por la doctora Maite Burruchaga, viene de cumplir funciones en Gualeguay

Tras ello, uno de los que encaró la campaña para removerlo del cargo fue el diputado radical Gustavo Cusinato, que no solo golpeó puertas en la justicia provincial, sino que presentó en la Cámara de Diputados un proyecto de resolución por el que solicitó dirigirse al Procurador General de la Provincia de Entre Ríos, “a fin de transmitirle la preocupación por la sucesión de hechos protagonizados por el Fiscal Interino Guillermo Federico Uriburu, solicitándole se sirva atender la situación generada en la ciudad y departamento Nogoyá por la actuación del mencionado funcionario judicial y disponer medidas tendientes a resolver la desconfianza institucional que existe sobre el mencionado letrado”.

Si bien Cusinato no hace mención a ningún hecho en particular, el documento refiere a la denuncia por violencia de género que presentó en su contra una abogada del fuero local, luego de que compartiera con Uriburu y otros colegas una velada en un céntrico bar de Nogoyá. Más allá de esto, Cusinato evitó en toda entrevista que se le hiciera respecto a esto, hablar del procedimiento que encaró Uriburu en la vivienda de la empleada municipal de Nogoyá, un caso que vincula a otros funcionarios de la actual gestión municipal y fue de gran impacto en la ciudad.

Diputado radical, Gustavo Cusinato

“Comencé a investigar toda la actuación del fiscal a lo largo del tiempo y la he enviado a quien corresponda, vi las causas donde, por ejemplo, pidió dos años y ocho meses y el Tribunal de Gualeguay le dio 16 años (de condena) después, también un caso de un allanamiento por una cuestión laboral, donde el fiscal intervino y dijo que había servidumbre y esclavitud, también se apeló y los miembros del STJ tiraron para atrás todo el procedimiento. En fin, situaciones que se están viviendo en Nogoyá y, como en todos lados, contra los fiscales es difícil actuar”, había mencionado Cusinato al momento de fundamentar su reclamo.

Luego de esto, parece que el procurador general dio lugar o evitó un mal mayor y trasladó a Uriburu a la ciudad de Rosario del Tala y en su lugar asumió en Nogoyá la Doctora Maite Burruchaga, que viene de cumplir funciones en la Unidad Fiscal de Gualeguay.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here