Poquito menos desiguales, pero más pobres

0

La distribución del ingreso durante el cuatro trimestre del 2020 mejoró con respecto al mismo periodo de 2019. El coeficiente Gini bajó de 0,439 a 0,435. Cuanto más se acerca a cero este indicador, mayor igualdad; la mayor desigualdad llega al valor uno. Al superponer los datos, la suba de la pobreza, que pasó del 35,5% en 2019 al 42% en 2020, se explica por caída generalizada de ingresos, más que por deterioro distributivo.

La suma total de ingresos de la población aumentó apenas un 19,6% entre el cuarto trimestre de 2019 y 2020, lo que implica una fuerte contracción en términos reales (como referencia, la inflación durante el periodo fue de 36,1 por ciento). En tanto, la brecha de ingresos se mantuvo sin cambios, ya que el 10% más rico gana 21 veces más que el 10% más pobre, según datos del Indec difundidos esta semana.

El ingreso medio individual de la población con ingresos fue de 33.306 pesos. Pero al analizar más finamente los datos surge que mientras los asalariados (8,1 millones de personas) tuvieron un ingreso medio de 36.246 pesos, los no asalariados (3,4 millones) bajaron a 25.729 pesos, un 29% menos. Al analizar por paridad de géneros, los varones tuvieron un ingreso medio de 37.910 pesos, las mujeres promediaron 28.937 pesos, 23,7% menos.

La suma total de ingresos de la población aumentó apenas un 19,6% entre ambos períodos analizados. Como la inflación anual fue de 36,1%, hubo fuerte contracción en los ingresos de los argentinos en términos reales. Las mujeres más pobres sufrieron más esta situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here