El miércoles 3 de junio se cumplieron 5 años del primer movimiento colectivo Ni Una Menos, por ese motivo realizamos una entrevista con Agustina “Achu” Díaz, quien es coordinadora Académica del Instituto Nacional de Capacitación Política, docente de la UBA, parte del equipo de gestión de la UADER y voluntaria de la Fundación Micaela García “La Negra”, este espacio que fundaron sus papás después de su femicidio, para seguir construyendo la sociedad que Mica soñaba. La palabra de una mujer entrerriana comprometida con los movimientos sociales y la no violencia.

Es difícil ser breve al hacer una reflexión sobre cuál ha sido el camino y el resultado en estos 5 años. El movimiento nació del hartazgo ante tantas situaciones de violencia cotidianas que las mujeres vivimos, y fue un grito que nació al calor de la visibilización de los femicidios. Sin lugar a dudas nuestro país en materia legislativa y reconocimiento en la temática ha avanzado mucho en los últimos años, especialmente a partir de la sanción de la ley de protección integral de las mujeres del año 2008, pero lo que siempre se ve es la falta, es la ineficiencia es el retraso.

  • Como parte de la fundación y aprendiendo junto a los papás de Mica y de ella misma también, porque fue una joven muy comprometida que dejó una huella honda a sus tan solo 21 años, era una activista y paradójicamente Mica sería víctima de esta violencia. El caso de Micaela García en Entre Ríos pone de manifiesto el enorme retraso que tiene el Estado en materia de género y la falta de visión que tienen los que se desempeñan en tareas que terminan incidiendo en la vida y calidad de vida, en la libertad, en la dignidad y en la salud de las mujeres.

 

  • Micaela, recordemos, fue violada y asesinada por una persona que tenía dos condenas por violación y a pesar de tener toda una serie de informes desfavorables fue beneficiado con la prisión condicional por el juez Carlos Rossi. A menos de 24 hs del femicidio de Micaela el padre de una menor se dirigió a una comisaría de la ciudad de Gualeguay a radicar una denuncia porque Werner había intentado abusar de su hija, pero la denuncia no fue tomada por el policía, que le sugirió que volviera el día lunes, eso fue un viernes. El sábado a la madrugada Micaela fue secuestrada por Werner, violada y asesinada. Tiempo después se intentó avanzar en un Jury por enjuiciamiento al juez Carlos Rossi por mal desempeño de sus funciones pero esto no prosperó, por sus manejos corporativos y su falta de compromiso con la vida de las mujeres.

 

  • El caso de Fátima que es mucho más reciente, y en otros más recientes a veces no fatales, nos revelan que las cosas no han cambiado mucho. Sin embargo los avances que se han dado tienen que ver con una obligación que ha sentido el Estado y la dirigencia política de responder a la demanda que han planteado las mujeres.  Hemos tenido avances como la ley Micaela que establece la obligatoriedad en formación y perspectiva de  género para todos los poderes del Estado. La adhesión en  la ciudad de Buenos Aires y las 23 provincias de nuestro país a esa ley, la adhesión en conjunto del sistema universitario, y la adhesión de cientos municipios del país nos da esperanzas de una transformación dentro del Estado.

 

  • Teniendo el testimonio de los padres y de Micaela misma que era militante activa del movimiento Evita de la juventud peronista, ella trabajaba en los barrios más humildes de Concepción del Uruguay. Tenemos un desafo enorme por delante, que depende de cada uno de nosotros, de coómo construir una sociedad más libre de discriminación, más libre de prejuicios. Por supuesto los medios de comunicación que forman y reproducen opinión pública también tienen un rol muy importante en todo esto, sobre todo en la forma en cómo se informa, en cómo se habla de la víctima y su familia.

Recientemente la Municipalidad de Crespo adhirió a la ley Micaela, cuál es el trabajo que hace la Fundación, qué actividades realizan, cómo se pueden comunicar con ustedes? Y si sabés de otras organizaciones que trabajan esta temática?

Con la Fundación Micaela García se pueden comunicar a través de nuestras redes sociales.

La Fundación tiene distintas áreas, hay una parte que se encarga de continuar toda la labor que llevaba a cabo Mica. La Fundación también tiene un espacio físico en Concepción del Uruguay donde se desarrollan todo tipo de talleres para mujeres, en un espacio de contención y de capacitación. Hay otro grupo de voluntarias que se ocupan de acompañar a víctimas. Muchas veces las víctimas recurren a integrantes de la sociedad civil antes de recurrir al Estado porque no encuentran la respuesta que están buscando. También hay una parte que está destinada a formación y capacitación que es donde estoy más involucrada. A partir de la sanción de la ley nacional, hemos recorrido innumerables municipios y universidades dando capacitaciones y talleres, también hemos trabajado en escuelas, clubes y sindicatos.

  • Hay muchas otras organizaciones que se dedican también a esto, como por ejemplo Mujeres Luchadoras Positivas de Paraná, que hacen un trabajo importantísimo sobre todo en Barrio Lomas del Mirador II. Y a lo largo y ancho de la provincia hay muchas instituciones conformadas por mujeres que atienden estas problemáticas, mujeres que dejan un montón de cuestiones personales de lado para dar una mano para quien lo necesite. También en Gualeguaychú hay otra organización llamada Estrellitas del Norte, es un centro cultural donde se atiende mucho el aspecto alimenticio, apoyo escolar para los niños, y mucho apoyo a las mamás que se acercan. Por nombrar algunas asociaciones.

Queda mucho por construir, tenemos esperanza de que se logre que cuando una mujer vaya a hacer la denuncia se la tomen, que sea auxiliada ella y sus hijos, que se ocupen de su caso y puedan ser ayudadas también para una independencia financiera de sus parejas, cuando muchas veces son rehenes y violentadas por esa cuestión.

  • Los papás de Micaela siempre remarcan que ella era muy optimista, y cómo no iba a serlo si todo lo que ella soñaba se le cumplía, porque trabajaba tanto por conseguirlo que era imposible que las cosas no le terminaran saliendo. Por eso nosotros tratamos de imitar esa impronta de Micaela.

Hubo un proyecto respecto de las Fiestas Populares donde uno de los temas fueron las reinas en los concursos, que se fueron sacando porque poco tenían que ver con dichas Fiestas. Contános al respecto, tu visión, siendo que alguna vez fuiste Reina de los Caranvales de Gualeguaychú.

En el 2016 desarrollamos un proyecto de Fortalecimiento para Fiestas Populares de la Provincia, en donde abordamos distintas temáticas, especialmente género. Se empezó a discutir las elecciones de las reinas. No promovimos la cancelación de estas elecciones pero sí el hacer un trabajo reflexivo sobre las características que a veces tienen, las exigencias sobre las concursantes. Asumir un compromiso con la erradicación de la violencia simbólica. En el 2016 fui reina del Carnaval de Gualeguaychú, estando interpelada por todo esto, siendo el carnaval una parte importante para mí y para mi ciudad, fue un honor muy grande. Tuve la oportunidad de hablar de la temática de género en lugares pocos frecuentes, poco propicios y el saldo fue fundamental. En todos los ámbitos sociales y culturales hay personas que quieren incorporar la mirada de género y creo que no tenemos que tener una visión conservadora sino todo lo contrario, ver como irrumpe la perspectiva de género y las nuevas formas de entender la femeneidad desde distintos lugares. Y respecto a las elecciones de reinas que no sean espacios donde se promueva la competencia, ni la violencia simbólica, que no participen menores de edad sino mujeres adultas ya formadas, y revisar los atributos monárquicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here