Nogoyá.- La infinidad de campañas solidarias dieron sus frutos. Tanto Pipi Cavagna como Guillermina Barcos Kapp lograron reunir la suma de dinero para afrontar un costoso tratamiento en China.  Pipi el pasado jueves se despidió de la ciudad, partiendo desde Plaza Libertad.

Carina Fossati, mamá de Pipi, explicó que si bien todavía falta un poco de dinero para llegar a los 50.000 dólares que necesita para el tratamiento, viajaron de todas maneras ya que con lo que se contaba podían pagar el anticipo a la clínica de China y lo que está faltando se destina a cubrir tratamientos posteriores al implante de células madres.

Confirmó que, con el dinero juntado en los diferentes eventos, las donaciones y demás, pudieron comprar los pasajes y pagar la clínica en China y que si bien todavía faltan varios dólares, está esperanzada de poder cumplirle el sueño a su hijo de poder ver.

“Estamos muy agradecidos con toda la gente que colaboró, es inmenso el agradecimiento que tenemos. Estamos muy felices de poder haber llegado a la meta, nos queda solo esperar el avión en Buenos Aires y partir a China”.

Además Carina explicó que aún resta dinero para cubrir la totalidad del tratamiento: “Nos están faltando $7.500 dólares para el tratamiento posterior de rehabilitación y para algunos análisis. Lo más difícil ya está cubierto, nos sacamos de encima una mochila muy pesada y nos hicimos de una valija inmensa de sueños”, contó al momento de despedirse.

“Tuvimos muchas piedras en el camino, pero gracias a dios hoy tenemos la tranquilidad de concretar el sueño. Vamos con muchas esperanzas”, mencionó la mamá, al tiempo que Pipi también agradeció “a toda la gente que ha colaborado, ahora ya está, estamos listos para viajar” contó emocionado.

Guillermina con las valijas listas

Tal como lo adelantara Paralelo 32 en su edición del 23 de marzo, Guillermina Barcos Kapp logró llegar a la tan ansiada cifra de los 50.000 dólares. Su mamá confirmó a nuestro medio que partirán desde el aeropuerto de Ezeiza este sábado 13 por la noche. “Ya tenemos toda la documentación pertinente, como es la visa, el pasaporte y demás”.

Al ser consultada sobre la marcha del tratamiento, la mama de Guille explicó que el tratamiento que asumirá la niña de Nogoyá es prácticamente igual al que está teniendo Renzo, el paranense que ya estuvo en China. Es decir que se le implantarán células madres y desde ese momento comenzará un proceso de adaptación del cuerpo para que regenere la retina y la fortalezca e ir gradualmente devolviendo la visión al paciente. “Con los médicos tendremos una charla el 16 de abril luego del turno”, señaló Priscila.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here