Victoria.- La Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) del departamento Victoria cuenta con más de 3.500 afiliados que el marco de la pandemia -a nivel del país-, fueron declarados trabajadores esenciales. Al respecto Belén Di Giuseppe, Secretaria General de la filial local, comentó que durante este período fueron importantes las tareas de reordenamiento que se llevaron a cabo. También reconoció que fue complicado realizar relevamiento junto al Ministerio de Trabajo porque las medidas restrictivas limitaban estas tareas. Por tal motivo se intentó darle mucho apoyo a la gente a través de un 0800, para todas las consultas de UATRE y OSPRERA la obra social de la entidad. También suministraron mail y whatsapp con el mismo objetivo.

La Comisión Directiva de la UATRE –que integra la dirigente victoriense – mantuvo una reunión con el Secretario de Trabajo, Angel Zacarías. “El objetivo fue organizar las inspecciones, relevamientos y  cursos de capacitación, especialmente en lo relacionado con la higiene y seguridad”.

RENATRE

Después de una etapa conflictiva que vivió el Registro Nacional de Trabajadores Rurales (RENATRE), que durante el gobierno de Cristina Kirchner se transformó en otra figura, pasado el 2015 retomaron el esquema inicial. Actualmente la entidad volvió a ser administrada por las cuatro entidades que representan a  los productores y la UATRE. “Esto permitió que nuestro gremio volviera a tener participación en el manejo del Registro y las capacitaciones”.

Este organismo se financia con el aporte de empleadores y se administra con una caja propia. Agregó que el trabajador rural no tenía un fondo de desempleo, fue durante el gobierno de Eduardo Duhalde que consiguen aprobar una ley de creación del RENATRE que administra estos fondos y paga el desempleo de la misma forma que lo hacen los trabajadores de la construcción.

Paritarias

El año pasado cerraron paritarias en octubre y actualmente se aprobó una restructuración en base a los índices inflacionarios. Reconoció que si bien han tenido mejoras anuales entre el 35 y 38 % en general, son sueldos bajos en comparación a otras actividades.
“Tenemos una cláusula de modificación salarial por índice inflacionario que permite corregir los sueldos sin necesidad de tener que esperar la negociación paritaria anual. Estas son artículos  que se incluyen en cada acuerdo paritario anual”, remarcó.

Actualmente representan uno de los gremios más numerosos del departamento, llegando estimativamente a 3.500 afiliados. El desarrollo de nuevas actividades en nuestro departamento ha incrementado la cantidad de trabajadores, como es el caso de cuatro criaderos de cerdos. También comentó que se avanza en  proyectos de  inversión en avicultura por parte de capitales locales, cuyos trabajadores en el marco de un convenio especial son representados por la UATRE.

Aspectos legales

Según Di Giuseppe –en diálogo con Paralelo 32 – el Estatuto del Peón Rural tuvo modificaciones beneficiosas, está reglamentado, pero en muchos casos no se cumple. Al respecto hizo referencia a la carga horaria que por la normativa es de 8 horas, pero es difícil que en la zona rural se pueda cumplir, aunque es lo que corresponde, precisó. Otro aspecto es el trabajo que realiza, porque en cada caso tiene un encuadre y una remuneración establecida, los problemas que se generan en casos de accidentes. La Aseguradoras de Riesgo de Trabajo, si el trabajador que tuvo un accidente laboral  y no está encuadrado dentro de la categoría en la que figura inscripto, tiene problemas a la hora de reconocer las prestaciones y no las cubren.

También el sector se benefició con el aporte de 10 mil pesos a fin de año pagado en tres cuotas, que se materializó después de una dura negociación. “En principio no quería ser reconocido por las entidades agrarias y el trabajador rural fue uno de los pocos que no paró durante la pandemia”. Di Giuseppe lamenta que en muchos casos la patronal no ha cumplido con los pagos de aporte, han recurrido a moratorias y estas cuestiones complican las prestaciones de servicios en general.

Al igual que en todas las actividades se encuentran empleados en negro, aunque los porcentajes han  bajado  en relación a años anteriores. Agregó que lograron disminuir el forma notable el trabajo infantil en base a campañas conjuntas del gremio y la cartera de Trabajo.

OSPRERA

La Obra Social de los Trabajadores Rurales y Estibadores (OSPRERA) es una de las más importantes de la provincia y por el número de beneficiario está después de IOSPER. A  pesar de todos los problemas que generó la pandemia, en nuestra provincia las prestaciones se realizaron normalmente y no tuvieron problemas. Agregó que han cerrado convenios con la  Federación Médica de Entre Ríos (FEMER) y la Asociación de Clínicas y Sanatorios, que están en plena vigencia. Reconoció que no escapan a la realidad que tienen otros sectores, y esencialmente dependen de los aportes, que si se hacen en tiempo y forma el beneficiado es el empleado rural.

Escala

Son muchas las tipificaciones según la actividad que desempeña el trabajador rural. Un peón general gana 40.000 pesos al mes y el jornal es de 1.759 pesos, uno especializado pasa a 41.444 y el jornal 1.810, el personal jerarquizado oscila entre 40.642 y 51.313 pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here