El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo este miércoles que hay evidencias de transmisión del nuevo coronavirus entre humanos en tres países fuera de China y que, a pesar de las cifras bajas de contaminación en el extranjero, existe el potencial de un brote mayor.

En una conferencia de prensa en la sede de la OMS en Ginebra, Tedros, quien visitó Beijing el martes, elogió los esfuerzos de China para frenar la propagación de la epidemia que apareció en la ciudad de Wuhan en diciembre pasado.

El jefe de la OMS dijo que los esfuerzos de China ayudaron a prevenir la propagación del virus a otros países.

Anteriormente, Michael J. Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias de la OMS, afirmó que China “está haciendo lo correcto y respondiendo de una forma masiva” a la epidemia.

Añadió que China está bien enfocada en detener la epidemia y su gobierno “está dispuesto a asumir las afectaciones económicas y otros problemas para enfocarse primero en la salud de la población”.

“Están tomando medidas extraordinarias frente a un desafío extraordinario (…) y “creemos que las cadenas de transmisión pueden ser interrumpidas».

Ryan dijo también que el equipo internacional de expertos que viajará a China “aún se está conformando”, pero no dio otros detalles.

En Washington, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que había conversado con su homólogo chino, Xi Jinping, y que Estados Unidos está trabajando muy estrechamente con China para frenar la epidemia de coronavirus.

«Estamos muy involucrados con ellos ahora mismo sobre todo lo que está sucediendo… Hablé con el presidente Xi. Estamos trabajando muy estrechamente con China”, dijo Trump durante la ceremonia de firma del nuevo acuerdo de libre comercio de América del Norte con Canadá y México en la Casa Blanca.

Anteriormente, la OMS había informado que el número de casos confirmados por el nuevo virus llegó a 5.974, superando a los 5.327 infectados por la epidemia de de SARS en la China continental durante el brote de 2002-2003.

Sin embargo, la cifra de muertos se mantiene en 132, aún por debajo de los 348 que dejó el SARS en China.

Los científicos dicen que aún quedan por descubrir muchos detalles cruciales sobre el nuevo virus, como su gravedad y su capacidad de contagio.

Por otra parte, el banco multinacional de servicios financieros Morgan Stanley advirtió este miércoles que el brote de coronavirus en China probablemente afecte el crecimiento económico global a corto plazo y podría reducir el crecimiento de China en el primer trimestre en un 1%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here