“Nunca el río se comportó de esta manera durante tantos meses o años”, indicó Pujato

0

Paraná (Análisis Digital).- En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), el master en ecología, hidrólogo ambiental y geofísico, Eduardo Pujato, planteó su oposición a quienes plantean “que esto va a pasar, que es parte de la naturaleza, que nos vamos a olvidar porque es no ver el panorama general” y explicitó que “Brasil está soportando una sequía histórica y ellos tienen un manejo hidrológico 20 o 30 años más adelantado que nosotros pero están sufriendo de forma terrible no solamente en la parte hidroeléctrica sino porque tampoco pueden abastecerse de agua”.

Como ejemplo, remarcó que “San Pablo, que tiene 15 o 20 millones de habitantes, no tiene agua, y cualquier localidad brasilera con un millón de habitantes está con escasez de agua y nosotros que estamos cuenca abajo vamos a sufrir igual o peor que ellos en algún momento, aunque el Paraná todavía nos va a abastecer porque va a tener algún caudal”.

Refirió que “es preocupante porque vamos a estar en el mismo problema que el año pasado con el agravante de ya no hay más recursos, porque ni siquiera se puede gestionar que Brasil largue agua porque Brasil no tiene agua y no puede largar nada”.

“Es un panorama muy complicado, seguimos con la misma situación del año pasado pero empeorada porque es un año de sequía y puede venir otro, y hay que rogar que llueva en agosto o septiembre. Lo más importante es que llueva en la cuenca superior, en Brasil, y acá nos aliviaría de manera importante. Hoy estaría anunciada una lluvia de 70 milímetros que nos ayudaría temporariamente, por horas. Nunca el río Paraná se comportó de esta manera a lo largo de meses o de años, siempre las crecidas y las bajantes eran acotadas en el tiempo”, analizó.

Agregó que “las crecidas también tienen su régimen y son históricas en el sentido de que han arrasado con costas y sistemas de explotación ganadera que tenemos en la zona. Evidentemente el panorama es desolador, seguimos tirando las cloacas crudas al río, seguimos con una pesca indiscriminada sobre todo en la zona de Victoria donde están aniquilando el sábalo para exportar, y la captación de agua es algo que nos va a complicar muchísimo”.

En este contexto, destacó que “ahora va a tomar mucha importancia el agua subterránea –pero estamos desarmados- que es estratégica y más allá de que guste o no, es una cuestión de supervivencia; es agua potable, que no necesita tratamiento y es un poco más dura pero no mucho más salada que un agua embotellada de supermercado”.

Consultado por la situación de la Hidrovía dijo que “ese tema es mucho más complejo y tiene que ver con toda la cuenca. Somos una provincia que depende casi al 100% del agua, tenemos energía en Salto Grande, el turismo con las termas y le río, y las industrias y el campo con el riego de la producción se lleva más de un 70% del agua subterránea, pero el tema de la Hidrovía, con el sobre-dragado que se necesita en este momento para que un barco pueda ser rentable, genera una alteración terrible en el ecosistema sobre todo en la estabilidad del cauce principal”.

Sobre este punto, explicó que “el lecho del río no es rocoso, es limo-arenoso es decir que es muy inestable donde le sacamos algo del fondo las paredes se derrumban y obturan el canal, y agravan un proceso natural. Si se socava el cauce principal los derrumbes serán mayores, a lo largo de kilómetros y en las cosas de las ciudades o como sucede ahora en Puerto Sánchez, y eso se está incrementando, pero además se desarma el sistema biológico del río con la canalización profunda”.

Consideró que “no habría acciones políticas posibles” para solucionar el tema porque “es un cambio climático instalado” y graficó que “en algunos lugares va a llover muchísimo y a producir problemas graves como en Francia o España, y se produce un desequilibrio. Si hay Niño acá, hay Niña en otra parte del mundo, es un sistema global”. “Evidentemente nadie puede en este momento hacer un modelo matemático como se hacía antes para saber dónde va a llover y dónde no, porque depende de múltiples variables que no se pueden manejar, y menos la política”, sentenció.

Asimismo, respecto de la situación en la ciudad de Paraná opinó que el intendente debería hablar con los que saben sobre hidrología. “Si quiere llamarme sobre el agua subterránea, con todo gusto; hace años que asesoro a mucha gente en forma gratuita. Creo que hay que tener una reserva estratégica de agua subterránea, pero lo que están haciendo acá con los pozos semi-surgentes de Paraná lo están haciendo mal, y no sé quiénes lo asesoran porque los profesionales somos pocos y sé que ninguno ha sido consultado”, señaló.

Y lamentó que “además está el tema de los caños contaminados, que es una investigación que no avanza; el fiscal ha hecho algunos avances este año bien intencionado, pero le faltarán medios o tiempo”. “El agua subterránea es estratégica desde hace años en el mundo, está protegida de las radiaciones atómicas, de las guerras, de cualquier cambio de temperatura y más que nada de la contaminación y acá tuvimos un personaje que se dedicó a contaminar todos los acuíferos a lo largo de todo el territorio y eso es algo que hay que remediar prontamente”, apuntó.

Sobre esto, apuntó que “quien fue director general de Obras Sanitarias, Hugo Righelato, quien fue nefasto para el agua subterránea, y en poco tiempo vamos a sufrir el proceso de contaminación que hizo en los acuíferos de la provincia que podrían ser explotados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here