Investigadores han analizado científicamente por qué las personas aman la música que les gusta y cómo ésta se conecta con los momentos importantes de sus vidas.

El estudio, publicado la semana pasada en el Quarterly Journal of Experimental Psychology, analizó la música que la gente escucha en su adolescencia y cómo esa música se vincula intrínsecamente con el «sentido individual» de una persona.

Investigadores de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Westminster en Londres analizaron a 80 invitados en el programa de la Compañía Británica de Radiodifusión (BBC, por sus siglas en inglés) «Desert Island Discs», en el que celebridades seleccionan ocho piezas de música que llevarían con ellos a una isla desierta.

Los investigadores encontraron que la mitad de las canciones que los participantes eligieron fueron seleccionadas porque estaban vinculadas a recuerdos importantes de cuando tenían entre 10 y 19 años o entre 20 y 29, y teorizan que es durante ese tiempo que las personas están formando el sentido esencial de sí mismas.

Los investigadores encontraron que la música elegida por los participantes en los «Discos de la Isla Desierta» estaban todos vinculados a transiciones clave en sus vidas, como encontrarse con un compañero, asistir a la universidad o algún otro evento que impactó sus vidas.

La investigadora principal, la neurosicóloga de la Universidad de Westminster, Catherine Loveday, dice que esas canciones tienden a influir en el gusto musical de una persona en los años venideros.

Loveday dice que los recuerdos que las personas forman en su adolescencia y en la edad adulta temprana son lo que ella y sus colegas investigadores llaman «el período autodefinido» en el que el cerebro está «tomando instantáneas» de episodios más que en cualquier otro momento de la vida de una persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here