La intensa lluvia caída en la mañana de este miércoles 23 de enero produjo peligrosos anegamientos a la altura del km 32,5 de la ruta 131. Esta situación es la que conduce a los interminables episodios de hidroplaneo que terminan con vehículos despistados, como sucede con frecuencia en esa zona.

Juan Carlos Miño, un vecino de nuestra ciudad que transita a diario por la ruta comentó a Paralelo 32 que junto a su esposa frecuentemente dan aviso a la característica 0800 de Vialidad Nacional sobre el estado de abandono que se observa en las banquinas. “Llamamos varias veces, mandamos varios mensajes, ponen que está visto pero no solucionan el problema” –precisó.

El matrimonio mostró su malestar por la falta de mantenimiento de las banquinas, publicando fotografías en las redes sociales donde se puede observar que aproximadamente a las 13:00 horas el sector estaba señalizado con conos, había una camioneta, un camión y una retroexcavadora de Vialidad para hacer un zanjeo bajo la lluvia. “¿Por qué no las hacen en días soleados, hay que llegar a lluvias copiosas, poner vidas en riesgo para actuar?”- planteó Miño. “Si cuesta tan poco mostrar tantas herramientas los días feos, haciendo alharaca con 8 o 9 conitos para decir acá estamos, por qué no vienen a limpiar y zanjear cuando está bien el clima” dijo molesto el entrevistado que se quejó de que mientras tanto donde crece el pasto prolifera mugre, ya que hay gente que arroja hasta colchones viejos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here