(Por Rosa Tania Valdés – Voz de América).- La ciudad de Nueva York amanecía este martes 2 de junio intentando recuperarse del desastre generado durante otra noche de violencia, disturbios y saqueos, en el marco de las protestas por la muerte del afrodesdenciente bajo custodia de la policía, George Floyd, un hecho que ha conmocionado al país y llevado al presidente Donald Trump a la promesa de activar el Ejército si los gobernadores no controlan la situación.

Un equipo de la Voz de América corroboró en las calles que las manifestaciones del lunes comenzaron de forma pacífica en la tarde, pero en la noche se tornaron violentas. Actos bandálicos se reportaron en importantes comercios de la ciudad.

Ni el toque de queda decretado a partir de las 11 de la noche del lunes ni el desplegue policial consiguieron evitar el caos y la destrucción. Arrestos se reportaron después de graves incidentes, entre ellos el robo en la icónica tienda Macy’s en la calle 34, en Manhattan, de donde la policía sacó a dos hombres esposados ​​y condujo en una camioneta.

Aunque después de toque de queda hubo manifestaciones pacíficas a través de Manhattan y Brooklyn, simultáneamente la policía respondió a numerosos informes de grupos ambulantes de personas que irrumpían en las tiendas y saqueaban las mercancías.

Otro saqueo se reportó en una tienda Nike, donde gente entró a robar cargas de ropa. Cerca del Rockefeller Center, las ventanas de las tiendas fueron derribadas y varias personas fueron arrestadas.

Imágenes cedidas a la VOA mostraban a algunos manifestantes discutiendo con personas que rompían vidrieras y ventanas, instándolos a detenerse, pero los casos de vandalismo y robos crecieron en la medida que avanzó la noche.

Para este martes está previsto que el toque de queda comience a las 8:00 de la noche en Nueva York. El lunes fue levantada la medida a las 5:00 am.

La situación actual se suma a la crisis a largas semanas de restricciones para frenar la pandemia que hizo estrago en Nueva York, el epicentro del coronavirus en Estados Unidos, que ha costado la vida hasta ahora a más de 106.000 personas en toda la nación.

El alcalde Bill de Blasio y el gobernador Andrew Cuomo, ambos demócratas, dijeron que los brotes de violencia de las dos noches anteriores, que dejaron tiendas saqueadas y quemaron vehículos policiales, no les dieron otra opción que imponer un toque de queda y aumentar la presencia policial, incluso cuando insistieron en que estaban del lado de las multitudes de personas pacíficas que protestaban por la muerte de Floyd.

«No podemos permitir que la violencia menoscabe el mensaje de este momento», dijo de Blasio en un comunicado.

El caos se concentró sobre todo en Manhattan y De Blasio tuiteó a la 1 a.m. que también había «problemas reales» en el Bronx.

Múltiples montones de basura en llamas eran visibles en algunas calles.

Críticas por toque de queda

Algunos en la ciudad criticaron la decisión de instalar el toque de queda. El defensor público electo de la ciudad, Jumaane Williams, y algunos otros funcionarios celebraron una conferencia de prensa en Brooklyn en la que criticaron la medida.

«En la comunidad negra, cada vez que pedimos recursos o asistencia, envían policías», dijo Williams a reporteros. «Hay personas que tienen motivos ocultos y están tratando de secuestrar el mensaje», afirmó.

El comisionado de policía Dermot Shea expresó dudas el lunes por la mañana sobre el resultado del toque de queda. También expresó sus duda Eric Adams, responsable del condado de Brooklyn y capitán de policía retirado, cuya área ha sido un punto focal en las manifestaciones.

«Hay heridas profundas y legítimas, y si no vamos a poner el mismo nivel de energía para corregir esas heridas que para decir a las personas que no salgan a las 11 (de la noche), entonces vamos a fallar, y esto va a prolongar el problema «, dijo Adams.

Personas consultadas por la VOA también opinaron sobre el toque de queda: «Son medidas que ellos están tomando (para evitar saqueos), pero no toman medidas contra las arbitrariedades que han cometido. El asesinato es algo que no puede quedar impune», dijo el colombiano Fabián Veliz, que se manifestó el lunes en la noche en Nueva York.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here