Crespo (Paralelo 32).- En la mañana del lunes 17 de febrero una vecina de nuestra ciudad recibió un llamado telefónico de un supuesto estudio jurídico, tratando de averiguar si le llegaba en tiempo y forma el resumen de su tarjeta de crédito, si estaba conforme con el servicio y otros detalles a través de los que ganan la confianza de quien atiende la llamada.

Al final de la conversación le solicitaron corroborar los datos de la tarjeta de crédito, lo cual la puso en alerta. En esa trampa cae hasta el más avezado, por eso hay que estar atento. Se trata de una nueva modalidad delictiva, a través de la cual obtienen información y al contar con la numeración, fecha de vencimiento y otros datos que contiene la tarjeta de crédito, realizan estafas.

En este caso, la destinataria de la llamada dijo no tener en su poder la tarjeta de crédito en ese momento y quedaron en volver a contactarla, lo cual no ha sucedido desde aquella llamada a su celular que se produjo alrededor de las 11:30. La mujer, que se comunicó con Paralelo 32 para comentar lo sucedido, radicó la denuncia en la comisaría local.

Según pudo detectar, la comunicación se habría producido desde un call center. Quien le llamó se identificó como Rocío Gutiérrez, del Estudio Jurídico M y C. Con su trato amable, le dejó dos números de teléfono como contacto para cualquier denuncia que la mujer quiera realizar: 0810 3450446 y 011 43265093, siempre en el horario de atención de 9:00 a 21:00. Al querer establecer comunicación, responde un contestador automático con la identificación del estudio invocado por la presunta estafadora.

1 Comentario

  1. Hola, me pasó exactamente lo mismo. Te dicen tu dirección y te recomiendan que no des el código de seguridad (los 3 últimos números al dorso de la tarjeta) a nadie que te los pida por teléfono. Pero luego te siguen conversando y te piden que les corrobores el número de la tarjeta y la fecha de vencimiento. Cuando yo le pregunté al supuesto «asesor» por qué tenía que darle esa información me dijo que estaba «autorizado por M y C» a recibirla. Le pregunté entonces por quién estaba autorizado el estudio M y C para pedir datos sensibles de manera telefónica y me cortó. Llamé a los números que me dieron (los mismos que figuran en la nota) y cuando me atendieron y les plantee que si realmente eran una entidad seria lo lógico era presentarse por carta con un membrete y datos que el posible cliente pudiera constatar (ya que decían tener una base de datos de los clientes de VISA y MASTERCARD) en lugar de hacerlo por teléfono, que es totalmente insegura. La persona que me atendió me dijo que no era obligación dar los datos si no se quiere hacerlo y cuando le pregunté para qué los pedían entonces, me cortó. Luego me comuniqué con VISA para ver si era prudente cambiar la tarjeta y me dijeron que si no tenían el número del código me quedara tranquila porque sin ese dato no pueden usar la tarjeta. Mi consejo es que si se recibe un llamado de M y C, además de no dar información llamar al Centro de Atención al Cliente de la tarjeta VISA o MASTERCARD para denunciar el hecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here