Google dijo este miércoles que borrará de forma automática parte del historial de localización tras 18 meses para los nuevos usuarios y facilitará el acceso de todos los usuarios a sus aplicaciones de búsqueda, Mapas y YouTube sin realizar seguimiento.

La actualización de los controles de privacidad de Google, empresa propiedad de Alphabet Inc, llega en un momento en que el mayor motor de búsqueda mundial se enfrenta a un aumento del escrutinio en sus prácticas de recolección de datos.

Las nuevas leyes de privacidad en California y Europa han obligado a las compañías de internet a ajustar sus prácticas en los dos últimos años. Varias demandas de consumidores y fiscales generales estadounidenses han acusado en los últimos meses a Google de engañar sobre la compilación de datos.

Bajo la nueva configuración de Google, el historial de vistas de YouTube de los nuevos usuarios desaparecerá tras 36 meses y el de seguimiento de ubicación y las búsquedas en la web durará 18 meses. Los usuarios tienen la opción de elegir marcos temporales más cortos o largos.

No obstante, Google podrá seguir accediendo y almacenando detalles sobre la ubicación de otras maneras.

Los usuarios podrán buscar de forma más fácil en lo que Google llama “modo incógnito”, solo con mantener apretada su foto de perfil en lo alto de las aplicaciones de búsqueda, Mapas o YouTube. Antes era necesario un click adicional en el menú.

Google no guarda un registro de la actividad de sus usuarios cuando están de incógnito.

La firma consigue la mayoría de sus ingresos de la publicidad, que suele basarse en datos de lo que sus usuarios están viendo, leyendo o su localización. El presidente ejecutivo de Alphabet, Sundar Pichai, reconoció el año pasado que la firma compila más datos de lo necesario para los anuncios y se comprometió a reducir la recolección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here