«Nuestro país no está preparado para una situación de trabajo virtual»

0

Victoria.- El Supervisor de Nivel Primario en el Departamento Victoria, Pedro Gutierrez, sostuvo que las clases se desarrollan y adaptan dependiendo de las matrículas en cada institución. A nivel ciudad hay establecimientos con muchos estudiantes en los que fue necesario conformar grupos o “burbujas” agrupando alumnos en función de los espacios disponibles. Con estas medidas se cumple con el protocolo del distanciamiento social. Reconoció que no fue complicado en los establecimientos de zonas rurales o islas que tienen una matrícula menor y resulta más sencilla la organización. Fue más complejo en escuelas con mayor cantidad de estudiantes.

Dificultades

Para Gutierrez una de las mayores dificultades fue la forma de ocupar los espacios. Otra la atribuyó a los horarios, porque cada grupo para evitar aglomeraciones (padres/ alumnos) ingresan con diferencia de minutos y por tramos. Se suma además que se controla la temperatura de cada alumno y docente, se coloca el sanitizante y después recién ingresan a la escuela.

Por otra parte se debe garantizar la provisión de elementos de limpieza por parte del Estado que no siempre llega en tiempo y forma.

Son muchas las cosas a tener en cuenta porque se trata de chicos señaló, pero en general los estudiantes se han adaptado al tema de la división por grupos.

Desde el punto de vista visual les resulta raro ver los patios de las escuelas con divisiones para que los grupos de estudiantes no se crucen y tengan su propio lugar o sector para estar en el recreo. “La recomendación para que los niños no se quiten el barbijo es constante de parte de los docentes, y los estudiantes han demostrado responsabilidad al momento de cumplir con esta norma”.

Organización

Sostuvo que la organización institucional relacionadas a la distribución de las actividades, de los grupos o de los espacios, depende de cada escuela y de cómo es la vinculación con las familias. A su criterio  es fundamental el acompañamiento de los padres o tutores de los estudiantes. Agregó “se comprende la realidad de cada familia y que seguramente que por diversos motivos no están presentes,  pero sí quiero  dejar en claro que ante la situación que estamos atravesando se  requiere del compromiso de todos”.

Diferencias e inconvenientes

Lo que ocurrió el año pasado en relación al trabajo desde la virtualidad, fue irregular porque  tuvo diferentes aristas, en algunos casos el trabajo se pudo sostener, y lamentó que en otros no fue posible.

Para el Supervisor “quedó demostrado, que nuestro país no está preparado para una situación de trabajo virtual. Mucho menos en el ámbito educativo. La red de Internet es insuficiente, la conectividad deficiente y los salarios docentes muy bajos lo que impide  invertir en equipamiento necesario para el trabajo virtual, la pobreza estructural sigue creciendo, y todo eso tiene un costo”.

Presencialidad

En otro aspecto señaló que ha sido  necesario  este año, que desde la presencialidad, se retomaran aprendizajes del período precedente, en algunos casos debido justamente a las dificultades mencionadas.  Agregó que desde el punto de vista educativo el recorrido  escolar 2020-2021 ha sido  considerado como una Unidad Pedagógica. En consecuencia  retomar lo que faltó el año pasado está habilitado, para afianzar los conocimientos que quedaron  pendientes  y que  necesitan  abordarse nuevamente. Consideró que esto requiere de un trabajo articulado a nivel institucional

Consideraciones

Explicó Gutierrez -en diálogo con Paralelo 32– que la pandemia ha recargado las actividades del sector educativo, además muchos docentes están frente al aula sin haber recibido la vacuna. Hay un nuevo escenario no exento de complicaciones que genera esfuerzo y desgate. Aseguró que un docente dictando clases utilizando barbijo en forma permanente representa una complicación, además en forma frecuente debe solicitar a las familias el distanciamiento a la hora de ingresar o a la salida de la escuela.

“Evidentemente son conductas o comportamientos que debemos consensuar entre todos, respetarlos y cumplirlos para evitar posibles contagios. Si el chico tiene fiebre o no está bien, no debe ir a la escuela. Estamos en un momento complicado desde el punto de vista sanitario, con aumentos de casos constantemente”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here