Crespo- Tras las lluvias de las últimas semanas, en nuestra ciudad como en toda la provincia se observa invasión de mosquitos, cuya presencia causa natural malestar. A toda hora minúsculos cúlex producen molestas picaduras inclusive a través de la ropa, y esta variedad ni siquiera se anuncian con su característico zumbido.

“La variación climática –señala el veterinario Javier Malavassi- es determinante en la reproducción de los mosquitos, sobre todo las lluvias”. En este sentido dijo que hay que diferenciar los mosquitos comunes -o cúlex- del aedes, que busca agua limpia y superficies pequeñas y sobre todo artificiales. “Una tapita, un neumático, una maceta le sienta muy bien al aedes”- sostiene.

“El cúlex –explica- necesita lluvia, superficies de agua, charquitos, lagunas que se forman, los desbordes de las cañadas. Cuando esto ocurre aumenta inmediatamente la reproducción y en pocos días se ve el efecto inmediato, se llena de mosquitos”. Advierte que eso ocurre aún en invierno cuando hay tres o cuatro días de altas temperaturas y lluvia. “El huevo eclosiona y la larva evoluciona y vuela. Hay momentos de la primavera y verano donde se nota muy fuerte la alta reproducción y nacimiento, en masa si se quiere, de mosquitos”.

– ¿Cuál es la incidencia del pasto alto y los yuyales?

– Los pastizales ayudan a mantener una alta población de mosquitos cúlex. Con las lluvias de este verano, cada 15 días hay yuyales, porque junto a las altas temperaturas favorecen el crecimiento de las plantas. El mosquito requiere también de maleza alta, eso los protege, les da lugares de descanso. Las hembras en reproducción, como en tantas especies de insectos, son las que necesitan sangre para lograr la oviposición en la última etapa de vida, entonces salen y pican.

Malavassi recuerda que la fumigación nunca es la solución, es la última herramienta.

“Lo básico –dice- son todas las medidas preventivas de manejo integral de la plaga, que requieren del corte de pasto, desmalezamiento, no acumular materiales, evitar la formación de charcos de agua, colocar rejillas, mosquiteros y burletes en las viviendas. Los americanos –agrega- dicen que en todo tipo de plagas, por cada peso que se ocupa en oclusión, se ahorran 16 pesos en combatir la plaga cuando está adentro”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here