Noelia Zapata se despide de LAR tras 47 años de servicio

0

La asamblea anual ordinaria de La Agrícola Regional Coop. Ltda. tuvo un final emotivo el martes 26, cuando el presidente del Consejo de Administración, Dante Luis Bolzán, anunció el retiro por jubilación, de la gerente general de la cooperativa, Noelia Margarita Zapata, primera mujer que accedió al cargo en la historia de la entidad fundada hace 111 años.

Noelia ingresó a la cooperativa en 1974 a la edad de 18 años. A la par de su meritoria carrera ascendente se graduó como contadora pública nacional y formó una familia con Fernando Jacob, empleado de la misma empresa. Asumió la subgerencia en 1997 y la gerencia general en 2012, de la que se retirará el 31 del corriente mes tras 9 años en el cargo de máxima jerarquía administrativa. La novedad era conocida internamente y fue oficializada con un laudatorio mensaje de despedida en nombre del Consejo de Administración, en representación de los asociados.

“Hoy, 26 de octubre de 2021, la Cra. Noelia Zapata participa por última vez de una Asamblea como gerente general de la entidad. Los que hemos tenido el privilegio de trabajar, conducir y crecer junto a Noelia, conocemos profundamente el valor de su liderazgo. Y es por esa razón, que en nombre del Consejo de Administración y expresando la voz de toda la organización, queremos agradecerle inmensamente por todo el camino recorrido como una incansable colaboradora de esta entidad, y principalmente por dejar huellas profundas y una visión constante de superación en cada acción realizada».

“Y esas huellas que hoy nos deja, que serán sin dudas un faro para otros líderes que también han crecido y se han potenciado a su lado, son producto de un liderazgo que no comenzó a consolidarse en puestos ejecutivos. No señor. Fue aquel 1° de marzo del 74’, con tan solo 18 años, donde ella empezó a construir con convicciones su propio futuro. Comenzó a andar este camino por diferentes sectores dentro de la Cooperativa, con una mirada amplia, participativa, tolerante y con la fiel convicción de dar en todos los espacios donde LAR requirió su colaboración, lo mejor de sí. Siempre».

“En ese recorrido nunca bajó los brazos y siempre priorizó estar del lado de la Cooperativa. Atravesó épocas bravas, que sí las hubo. Donde hubo que tomar decisiones en tiempos difíciles. Y supo mantenerse siempre firme, con esa capacidad de adaptación y resiliencia propias de una líder innata, expresando como siempre lo dice, que “los valores no se negocian. Nunca”.

“En ese recorrido aprendió de cada experiencia, de cada sector, de cada persona que aquí adentro le pudo dejar una enseñanza. Tomó todo lo mejor de un mundo complejo como cualquier organización y supo cómo aplicarlo en beneficio de la entidad. En beneficio de todos. Por eso, coincidimos, todos los directivos y asociados, en una apreciación general: Ese tipo de liderazgo no se adquiere. Se construye. Y Noelia ha sido un ejemplo de conducción y representación para toda nuestra institución».

“No solo logró mantener una organización equilibrada, con procesos sanos y ordenados; si no que supo cómo potenciar equipos internos, interdisciplinarios, que siempre respondieron al bien común y al fortalecimiento de la entidad».

“Desde marzo de 1974, hasta el día de hoy se ha mantenido lista para actuar, preparada para los desafíos con la misma pasión y con la misma capacidad para motivar e inspirar hasta el día de hoy”, dijo Bolzán, entre otros párrafos.

Tras el anuncio de Bolzán y los conceptos sobre la personalidad y desempeño de la contadora Zapata, los asambleístas, de pie, le brindaron un sostenido aplauso. Invitada al micrófono para dirigirse a los presentes, en una alocución de 16 minutos comenzó con una breve referencia personal y habló de sueños y momentos difíciles.

Fiel a su estilo, no habló como alguien que concluye una misión sino que la puso en perspectiva al decir que “hay mucho por hacer”, refiriéndose a una necesaria etapa de alianzas; “creo que lo que viene por delante para próximas asambleas será una etapa de alianzas. Alianzas que serán con personas o con personas jurídicas, pueden ser cooperativas o no, pero La Agrícola deberá dar un paso respecto de ir reafirmando este modelo cooperativo, que a lo largo y ancho del país puede desarrollar actividades beneficiosas para quienes la conforman y para quienes quieran acompañar este proceso, y para la comunidad. Es mentira que el sistema cooperativo no es eficiente. Es verdaderamente cierto que puede ser eficiente, prestando servicios de calidad, pagando todos los impuestos, ingresos brutos, y toda la cantidad de impuestos que se suman”

“Estamos viviendo tiempos muy difíciles pero con convicciones. A los sueños hay que tenerlos pero hay que concretarlos y para eso hay que tener la cuota de coraje, la cuota de optimismo, para poder ver aquella oportunidad donde algunos ven solo crisis. Cuando nos levantamos a la mañana y vemos solo crisis, creo que estamos viejos”, dijo, y se refirió luego a “analizar estrategias de crecimiento y de sostenimiento, seguir capacitándonos, analizando cada oportunidad que se presenta. Ese es el desafío que nos dejan nuestros más de cinco mil asociados de esta institución que tiene ya ciento once años”.

Se extendió en menciones y también en agradecimientos, valorando la oportunidad de poder hablar de su jubilación frente a una asamblea. Mencionó a cada uno de los ex gerentes desde don Juan Schmidt hacia adelante y sumó: “habiendo tantos que se jubilaron y no tuvieron la oportunidad que yo tengo hoy; se fueron simplemente diciéndoles chau a sus compañeros de trabajo. Yo tengo hoy una bendición muy grande diciendo ante una asamblea que me voy con el deber cumplido. Así que tengo un gran honor y un gran deber de recordar a todos los que se han ido por la puerta grande de La Agrícola, tras cumplir silenciosamente la labor de cada día y aportando lo mejor de sí, su trabajo, su corazón, sus ganas, construyendo cada día esta cooperativa”.

Exhortó a “sentirnos orgullosos de nuestro sistema cooperativo” dijo, antes de resaltar la labor del Consejo de Administración “por su grandeza y por su liderazgo”, y del personal en general, “porque mientras estamos nosotros aquí hay gente que está trabajando, gente que está cumpliendo con su misión, con su labor, para que La Agrícola siga funcionando”

Se refirió a los desafíos del mundo por venir y exhortó a “tener confianza, sobre todo en nosotros mismos”.

Su momento más emotivo transcurrió al evocar a su padre Francisco y su mamá Marta, quienes le transmitieron valores. Rescató también que su papá haya tomado una decisión valiente para ella y sus hermanos. “Hasta los 9 años viví en el campo, teníamos solo 30 hectáreas y una casa, una casa linda porque mi papá era albañil, y un día dijo, el futuro no está acá, está en la ciudad, vendo y nos vamos a vivir al pueblo para que ustedes puedan estudiar”.

Durante la noche anterior participó también de la asamblea anual de la Fundación LAR, cuyo consejo integra, donde se le hizo un homenaje muy sentido, con palabras que destacan las virtudes que le valieron el perfil de líder que se le reconoce dentro y fuera de la centenaria cooperativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here