No le fue bien a Ana Gallay pero ya piensa en la revancha

0

La destacada deportista oriunda de Nogoyá, representó al país en los Juegos Olímpicos que se llevan adelante en Tokio desde la semana anterior.

Lamentablemente la dupla que integra con Fernanda Pereyra no logró clasificar más allá de la zona de grupos, tras haber caído en el debut ante Brasil (0-2), luego frente a Canadá (0-2) y en el tercer partido de la fase también fue con resultado adverso ante la poderosa dupla japonesa el jueves por la mañana.

Luego de la derrota, Ana Gallay diálogó con Zona Mixta desde Tokio, donde dio detalles de su performance olímpica y los obstáculos que debieron sortear junto a su compañera de juego para estar presente por tercera vez consecutiva en un Juego Olímpico representando a la celeste y blanca.

“Vine a disfrutar de cada partido, de la villa olímpica, más allá del resultado, obviamente que es difícil disfrutar cuando estás perdiendo, cuando estás abajo”, reflexiona la atleta nogoyaense y es consciente de que la dupla no estaba al nivel de otras, “vinimos sin ritmo de competencia y eso se vio y se notó, pero con un poco de rodaje podemos estar mejor. Nos hizo mal la pandemia, es la realidad. Pero eso no quita que esté contenta de estar en mi tercer juego olímpico”, agrega.

A la hora de hacer un balance sobre como la dupla llegó a Tokio, cuenta Gallay que solo tuvieron nueve partidos de carácter internacional, “la clasificación se hizo en dos años, entre 2019 y 2021, cuando otros equipos tenían 24 competencias internacionales, nosotros teníamos nueve. Aparte de que mi hombro no estaba andando al 100%”, lamenta.

Define también que desde su performance siempre ve al resto de los equipos como “más rápidos, pero siempre nos íbamos poniendo a tono,  este ha sido nuestro primer torneo después de mucho tiempo” expresa Ana y aclara que el resultado no obedece a una cuestión física, “no nos cansamos ni nos quedamos sin aire, fue falta de competencia, considero que el primer set con Brasil entramos bien, pero no fue así con Canadá donde fallamos en los dos set”.

A modo de conclusión, la entrerriana reconoce que faltó regularidad en cosas básicas “no es lo que queríamos, pero los equipos buenos te llevan a jugar mal”.

Pese al resultado deportivo, Ana valora su estadía en Tokio y las experiencias ganadas. Recuerda a modo de anécdota la ceremonia inaugural, “los argentinos tenemos eso de especial que nos encanta gritar y saltar, si bien no vimos nada de lo que vio el mundo, nosotros disfrutamos la apertura a nuestra manera. Sociabilizamos mucho, de a poco nos fuimos conociendo con otros integrantes de la delegación y ahora vamos viendo los partidos de las demás competencias, alentándonos unos a otros”.

Por último, fue consultada sobre si piensa participar en el siguiente juego olímpico y a pesar de que resta aún mucho tiempo, Ana se muestra revanchista y ya tiene un desafío en la mira: “la idea es volver, más que nada para darle revancha al equipo, porque en 2018 y 2019 veníamos en subida, nos bajó la pandemia y ahora queremos volver a ese nivel y superarlo para clasificar en el circuito mundial. Queremos ver la manera de irnos a Europa un par de meses para jugar el circuito, sabemos que es complicado, pero haremos todo lo posible para que eso se dé”.

La nogoyaense no toma real dimensión de ser la única mujer entrerriana en participar en tres juegos olímpicos y si logra una participación más, se convertirá en la única atleta de la provincia con esa marca en su haber, pero eso no le quita el sueño ni tampoco la encandila, “no me pongo a prestar atención en esos detalles, eso de entrar en la historia no me mueve tanto, lo único que me gustaría es que más gente pueda jugar al beach vóley y dar el ejemplo deportista a muchos chicos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here