Victoria.- El Dr Néstor Molfino (especialista en Neumonología) en diálogo con Paralelo 32 comentó que la situación en Estados Unidos, donde reside, está empeorando y de acuerdo a los modelos estadísticos que se utilizan, han demostrado que la mortalidad está duplicándose cada dos días y medio. De continuar esta tendencia pueden llegar a 100 mil muertes para mediados de abril y 200 mil por encima de esa fecha.

Para el profesional, el control que logró China en Wuham tuvo ribetes militaristas, pero lograron dominar en forma eficiente la pandemia, fueron ocho semanas en las que se presentó el pico del ataque viral. En estos días aflojaron los controles y han reaparecido algunos casos.

“El coronavirus en el mundo llegó para quedarse, como ocurre anualmente con la gripe, de la que se diferencia por la mortalidad que, mientras es el 0,1 % para esta última, en la pandemia –según el país– puede alcanzar el 2%, es decir 20 veces más”.

Vacunas

Actualmente hay 43 proyectos de vacunas contra el  Covid-19 en el mundo, uno utiliza una nueva tecnología que “trabaja” con la  misma cepa para generar anticuerpos; el problema es que la técnica es muy moderna y las plantas de producción de las vacunas actuales tendrían que modificar su infraestructura, lo que llevaría mucho tiempo y dilataría –de ser aprobada- su utilización en el mercado.

A opinión de Molfino, la que tiene muchas posibilidades es una que se está investigando en Francia, que utiliza le vacuna del sarampión y la modifica genéticamente insertando un fragmento del coronavirus. “Si esta investigación demuestra éxito,  se podría elaborar con mayor rapidez”. Agregó que el sistema que se utiliza para fabricar las inmunizaciones contra el sarampión tiene muchos años en el mundo y hay sobrada experiencia.

Medicamentos

Con respecto a la utilización de la hidroxicloroquina, un medicamento que se utiliza normalmente para el tratamiento de la malaria, fue experimentado en Francia y si bien la prueba se realizó en alrededor de 80 pacientes, se comprobó que este producto disminuye la cantidad de tiempo que el virus está en el cuerpo del paciente. Está en una etapa experimental y si esto trae un beneficio clínico aún no se sabe.

Por otra parte, como disminuye la carga viral se utiliza en médicos y enfermeras que están en contacto con pacientes con coronovirus. También ha dado resultados para este sector la utilización de la BCG que está indicada para prevenir la tuberculosis. Según Molfino se ha demostrado que todos los países que utilizan esta vacuna (como Argentina), tiene menor gravedad la incidencia del coronavirus. No hay una explicación científica, aunque en Australia se está llevando a cabo un experimento con la BCG y la relación con anticuerpos para el coronavirus –de acuerdo a lo que conoce el profesional– los datos en principio son promisorios.

Medidas

En diálogo con Paralelo 32, desde su oficina en Washington, reiteró que las mejores medidas son las que se repiten a diario relacionadas al aislamiento, lavado de manos y el uso de viricidas. Si bien no hay acuerdo entre los especialistas,  Molfino aseguró que la nueva recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los grandes grupos, es utilizar   máscaras en personas sanas. “Yo es algo que vengo sosteniendo hace mucho tiempo”.

Si una persona sale a la vía pública, va a un banco o un supermercado, debe utilizar máscara o barbijo, es una protección porque bloquea las microgotas de todas las personas que normalmente esputan al hablar y se encuentran en el lugar. “Esto se comprobó en Wuhan (China), donde las personas sanas que en cuarentena utilizaban estos elementos para trasladarse, tenían menos infección de las que hicieron este período sin máscara o barbijo”.

Atribuyó esta recomendación a un sector de las áreas de Salud y  respondería más que nada  a la falta de estos elementos en el mercado.

Argentina

En nuestro país hasta esta semana hubo algo más de 1.400 casos confirmados y una cifra superior a las 40 muertes en relación a la cantidad de población. Se trata de un buen promedio, además consideró que tiene que bajar la circulación del virus si se sigue cumpliendo la cuarentena. “El problema de Argentina es que no hay certeza de la cantidad de infectados, porque algunas veces el microorganismo no da síntomas, como ocurre comúnmente en niños, y por otra parte en algunos lugares se puede tener síntomas pero no disponer de kits para el diagnóstico, además utilizando estos a veces suele dar falso negativo”.

Consideró que si llegamos a unos 1.400 infectados el jueves pasado (día de la entrevista) puede haber una cantidad similar o mayor que no tiene síntomas o si los tiene, no presenta  fiebre y alberga el  coronavirus.

También adelantó que con los primeros fríos en nuestro país comienza a circular el virus de la gripe, agregando una complejidad más al sistema. De todas maneras aseguró que las enfermedades respiratorias tienen que ser perfectamente diagnosticadas e insistió que el coronavirus no tiene un alto índice de mortandad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here