Müller le da un aprobado al sistema en cuarentena

0

Por Nicolás Loza para Paralelo 32

Al evaluar su primer año de gestión en medio de la pandemia de covid19, el presidente del Consejo General de Educación (CGE), Martín Müller destacó que desde el CGE “fuimos capaces de dar una respuesta institucional acorde a los desafíos que se nos presentaron y pudimos llevar adelante una política educativa que sostuviera el derecho a la educación de los niños, niñas, jóvenes y adultos entrerrianos”.

En entrevista con Paralelo 32, consideró que el CGE logró desarrollar “una política de acompañamiento cercano a las instituciones y también hemos podido evaluar políticas de revinculación de estudiantes en el puente entre lo que sería el año 2020 y 2021”.

Amoldar el sistema

Por otro lado, dijo que “nuestro principal condicionante tiene que ver con que asumimos en un contexto de crisis económica y a eso se le sumó un año en el cual a partir del 16 de marzo tuvimos que interrumpir la presencialidad en las aulas, lo cual generó que toda la planificación que teníamos para este ciclo lectivo se viera afectada. Sin precedentes y a una velocidad récord, amoldamos el sistema educativo de la provincia a esta nueva realidad”. Destacó que se dio prioridad a sostener el vínculo entre estudiantes y escuelas. Subrayó que “la fortaleza más importante para destacar tiene que ver con la consolidación que se ha dado este año de nuestro equipo de trabajo (los vocales, direcciones y coordinaciones del Consejo General de Educación) y fundamentalmente el trabajo que se ha hecho en las Direcciones Departamentales de Escuelas”.

Relaciones

Müller señaló los cambios que hubo en la forma de relacionarse durante el año con alumnos, padres e instituciones educativas. “Los modos de relacionarse sufrieron una transformación enorme este año. En ese sentido cobra una importancia significativa no solo el uso de las herramientas digitales, sino también los roles que cumplen el resto de las autoridades. Desde el CGE mantuvimos, en la medida de lo posible, los recorridos   presenciales por los diferentes departamentos, siempre cumpliendo los protocolos de salud. También hicimos uso de las nuevas tecnologías para mantenernos en contacto directo con docentes, directores, estudiantes y familiares de distintos puntos de la provincia a través de reuniones virtuales, para que nos contaran cómo era su experiencia de las clases no presenciales”, dijo.

– ¿Cómo ha sido la relación con los docentes?

— Creo que ha sido de respeto. Consideramos los docentes son quienes hacen la escuela diariamente y la construyen de manera cotidiana.  En ese sentido, es importante destacar el trabajo que han llevado adelante este año y la dedicación que han puesto en un contexto tan difícil para que nuestros estudiantes no interrumpieran sus procesos de aprendizaje. Desde el gobierno y el CGE buscamos permanentemente, acompañar y dar herramientas de apoyo a esa capacidad enorme, que ya tienen nuestros docentes, para mejorar la educación.

Volver a vincular

El presidente del CGE destacó las políticas de revinculación de estudiantes con más dificultades para sostener sus procesos de aprendizaje, a través de programas como ‘Presentes’, que empezó una prueba piloto en cinco departamentos, con el objetivo de extenderlo en 2021. Por otro lado, a través del Plan Jurisdiccional del Retorno a Clases Presenciales, “implementado junto a otros organismos provinciales y a través de una importante inversión del gobierno provincial, han vuelto a abrir las puertas numerosas escuelas en diferentes departamentos”.

El funcionario destacó como prioridad para la próxima etapa realizar “un trabajo muy fuerte” sobre la cuestión vincular de los estudiantes. “Queremos hacer hincapié en la recuperación de los saberes no adquiridos durante este período de no presencialidad, pero también sobre la recuperación de los hábitos de estudio y de sociabilidad. Nos parece que esto va a ser importantísimo durante el primer período del retorno a clases presenciales”, finalizó.

El futuro: virtualidad, nuevos contenidos y didácticas renovadas

“Creo que el sistema bimodal llegó para quedarse, lo cual nos enfrenta al desafío de resolver el acceso desigual a la conectividad, considerado como un derecho fundamental. Por otro lado, creo que nos debemos una discusión sobre lo curricular. Hay sentidos que debemos incorporar en los contenidos y en los saberes que circulan en nuestras escuelas, que tienen que ver con los desafíos del presente y del futuro: el cambio climático, la automatización del trabajo, la igualdad de géneros y la creciente desigualdad social. También sobre las didácticas, debemos debatir cómo las nuevas tecnologías impactan sobre las formas en que enseñamos y nos relacionamos. Creo que estas discusiones pueden mejorar la experiencia en la escuela. Y eso que sucede dentro del aula, las preguntas, las problemáticas, todo lo que surge de la enseñanza, repercute luego en el resto de la sociedad”, señaló Müller.

También te puede interesar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here