Nogoyá.- Desde hace días, el medio ambiente en el ámbito de la ciudad viene siendo afectado por diversos episodios que aún no tienen explicación certera y provocan una irritación creciente en la sociedad, que reclama respuestas.

En primera medida, la mortandad de peces tanto en el Arroyo Nogoyá como en el Chañar, generó mucha preocupación en la comunidad, pero hasta ahora los análisis realizados a los cursos de agua no han sido publicados.

En la última semana se reiteró una situación poco saludable para gran parte de la ciudad, alterada por un olor nauseabundo que invadía prácticamente toda la zona urbana, a excepción de la zona norte. Desde las primeras horas del atardecer hasta el amanecer del día siguiente, el olor llegó a tener tal intensidad que se tornaba molesto respirar. Incluso hubo vecinos que sufrieron malestares por esta causa.

Entre las hipótesis de las causas, muchos afirmaban que el olor provenía de un criadero de cerdos que está ubicado en ejido este, pero otros también mencionaron que podría provenir del abonado a un campo con guano, que se realizó en zonas de distrito Sauce, a escasos kilómetros del casco urbano de Nogoyá.

Hasta el momento, la única certeza que los habitantes tienen es que en materia de Medio Ambiente el municipio de Nogoyá viene adeudando tareas. La mortandad de la fauna ictícola, el olor que invade los atardeceres y una recolección de residuos que a pesar de ser diferenciada es deficiente, deberían ser temas prioritarios para cualquier gestión de gobierno porque se vincula con la salud pública.

En base a ello, luego de varios días de percibir aromas indeseados, el municipio tomó cartas en el asunto y puso en conocimiento de la situación al secretario de ambiente de Entre Ríos, Martín Barbieri, solicitando una inspección con el objetivo de determinar las causas de los olores que predominan en la ciudad.

“Ambiente de la provincia vendrá la semana que viene a realizar las inspecciones afuera del ámbito de la ciudad, por cuanto no estaría siendo competencia de la Municipalidad de Nogoyá”, aclaró el intendente, adelantándose a que dichos olores provendrían desde el ejido, “vendrán a inspeccionar para lo cual el gobierno de la ciudad de Nogoyá trabajará de forma conjunta considerando que la situación afecta a los vecinos residentes de la localidad”.

“Seguimos los eventos respecto a la mortandad de peces, estuvimos con el coordinador de fiscalización hace unos días con personal del municipio y levantamos muestras de agua bajo actas, y se entregaron a un laboratorio oficial. Ahora nos encontramos aguardando los resultados” agregó Cavagna, dejando en claro que en la toma de la muestra de agua se buscan diferentes tipos de sustancias y también se busca la presencia de oxigeno, lo que tarda aproximadamente unos cinco días corridos, que es lo que implica el proceso para determinar qué es lo que hay en el agua.

“Estamos al tanto de los olores nauseabundos que invaden Nogoyá. Vamos a estar yendo a la zona a corroborarlo para realizar las inspecciones correspondientes, invitando a las autoridades locales que nos acompañen en nuestro procedimiento”, afirmó el jefe comunal.

Concejales contra Maín

En medio de esta problemática, los concejales de la oposición instaron al municipio en un proyecto de resolución se declare la “Emergencia ambiental y sanitaria” y deje sin efecto el contrato del secretario de Medio Ambiente del municipio, el ingeniero Manuel Maín, que reside en la ciudad de Paraná y viaja esporádicamente a Nogoyá para cumplir sus funciones.  En el petitorio de los ediles, también se afirma que el municipio construyó un canal a cielo abierto para el transporte de efluentes cloacales en el noreste de la ciudad, denunciando también que la recolección de residuos no es acorde a los tiempos actuales.

Para sumar protagonistas a esta historia, que ninguna ciudad debería estar padeciendo en el siglo XXI, el Grupo Ambiental Nogoyasero presentó por mesa de entrada del Concejo Deliberante un Proyecto de Ordenanza tendiente a prohibir en el ejido de la ciudad de Nogoyá, la instalación y funcionamiento de establecimientos industriales para cría y engorde de lechones, cachorros, capones, hembras con o sin servicio, bajo sistema de producción intensiva, que se derive del Memorándum Porcino de nuestro país con la República China o de características similares.

También el día lunes un grupo de vecinos se manifestó pidiendo condiciones dignas de medio ambiente para la ciudad, “no solo estamos en una crisis medio ambiental, sino también en una emergencia de la sociedad, porque no es algo que uno ve por la tele, sino que lo palpita, lo siente a nivel cuerpo, a nivel piel, que en una ciudad como esta nos lleguen olores, humo; no solo hay que ocuparse del medio ambiente, sino también hay que ver que las personas están siendo afectadas por el daño que se le hace al medio ambiente”, señaló Mariano Verón en la protesta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here