Victoria.- Desde Paralelo 32 informabamos que para el ciclo lectivo 2019 la canasta escolar costará 41,15 por ciento más. Ante esta realidad y la crisis económica que está enfrentando nuestro país, Florencia Chaves, una docente de inglés que trabaja en la escuela Nº 48 Nicolás Avellaneda, decidió iniciar un proyecto llamado Mochila solidaria Victoria.

La propuesta consiste en una colecta de útiles escolares (ya sean nuevos o usados en buenas condiciones) para luego ser donados en el merendero Los Peques, donde acuden alrededor de cincuenta chicos. Asimismo, esta semana la docente comenzó con la colecta en Plaza San Martín y pudo contar con la solidaridad de varios vecinos.

“La mayoría de la gente trajo mochilas llenas de cosas. Nos sorprendió muchísimo porque llegaban familias con dos o tres hijos que nos traían mochilas enteras con un montón de cuadernos, lapiceras, lápices, de todo”, dijo Chaves. Además, destacó: “Incluso, hubo gente que compró útiles nuevos”.

Sobre esto, comentó el caso de una mujer que, sorprendida gratamente por el espíritu de la propuesta, se fue a una librería céntrica a comprar útiles y donarlos. La mujer, además de su apoyo desde las palabras, lo demostró mediante esa acción concreta.

—¿Cómo surgió la idea de armar mochilas solidarias?

—Tanto mi hermano como mi cuñada viven en Paraná. Ella había compartido algo de Suma de voluntades, de Paraná, que se trata de un grupo de chicos que van a diferentes barrios y ayudan de un montón de formas. Entonces, yo les pregunté cómo armaban ellos las mochilas solidarias y les pedí si me podían dar una mano respecto a la organización. Ellos me explicaron todo y cuando me dijeron que debía buscar una entidad de Victoria que necesite, inmediatamente pensé en el merendero Los Peques, porque mis alumnos de la escuela Nº 48 van ahí. Las chicas del merendero ayudan mucho, son cincuenta chicos los que asisten, desde jardín hasta secundaria. Cuando les comenté a las chicas de Los Peques lo que quería hacer me dijeron que les venía muy bien porque la situación en el barrio [barrio popularmente conocido como El Garrotazo] está cada vez peor, hay poca plata.

La colecta se realizará hasta la última semana de febrero, ya que la primera semana de marzo Chaves quiere entregar los útiles. “Mi idea es entregarlos los primeros días de marzo. Voy a ir yo personalmente y me voy a encargar de eso. Esto es para que no haya ningún tipo de suspicacias”, afirmó.

Herramientas para el aula

En principio se busca juntar útiles suficientes para los cincuenta chicos que asisten al merendero, pero la idea es hacerse de una cantidad mayor para extender la donación a más niños. “Los kits van a estar compuestos de cartucheras, lapiceras, lápices de colores, gomas, lápiz negro, carpeta o cuaderno y hojas”, describió.

“Los que trabajamos en escuelas públicas vemos día a día que a los chicos les faltan cosas. A las escuelas mandan fondos, pero no se puede hacer cargo de todos”, continuó. “El año pasado me ocurrió que estaba haciendo un trabajo con los chicos y necesitábamos sí o sí lápices de colores, pero no tenían. Muchos tenían un lápiz rojo, uno azul y ya está. Yo pedí a mi familia que me prestaran lápices y los usamos en el aula, pero hay cosas básicas que se necesitan y muchos no tienen nada”.

Aquellos lectores que quieran colaborar con el proyecto de Mochila solidaria Victoria pueden hacerlo comunicándose al celular (3436) 15-431954. También, pueden contactarse vía Facebook con la docente colocando Flor Chaves en el buscador y yendo a la publicación al respecto, la cual sigue sumando adhesiones desde lo virtual, que de concretarse en acción organizada supondría una muy buena colecta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here