Por Vicenta Linares (RFI).- La NASA lanzó este jueves hacia Marte su rover Perseverance, concebido para buscar rastros de microbios que pueden haber poblado el lugar hace más de 3.000 millones de años. Según confía el ingeniero español José Rodríguez Manfredi, que trabajó en la misión, pisar Marte ya es casi una realidad.

El lanzamiento tuvo lugar este jueves desde Cabo Cañaveral, en Florida. Si llega intacto al planeta rojo, el 18 de febrero de 2021, Perseverance será el quinto rover en lograr el viaje desde 1997. China lanzó su primer rover marciano la semana pasada, cuyo aterrizaje está previsto en mayo de 2021. Marte podría tener tres rovers en activo el próximo año, con el estadounidense Curiosity, que ha recorrido 23 km en el planeta desde 2012.

Versión mejorada

El nuevo rover, construido en el mítico Jet Propulsion Laboratory de la NASA en la ciudad californiana de Pasadena, es una versión mejorada de Curiosity: sus seis ruedas son más fuertes, es más rápido, más inteligente y puede autopilotarse 200 metros cada día.

El vehículo mide tres metros de largo, pesa una tonelada, tiene 19 cámaras, dos micrófonos y un brazo robótico de dos metros. Un generador de plutonio cargará sus baterías. Una vez en Marte, la NASA intentará hacer despegar el helicóptero Ingenuity en el aire marciano, denso como el 1% de la atmósfera terrestre.

Misiones tripuladas

La misión principal del robot de la NASA consistirá en buscar rastros de vida pasada, «seguramente una forma de vida muy primitiva», explicó Ken Farley, científico del proyecto en la Universidad Caltech. Los científicos creen tener pruebas de que, hace más de 3.000 millones de año, Marte era más caluroso y estaba cubierto de ríos y lagos.

Además, Perseverance debe contribuir a que se hagan misiones tripuladas en el futuro, explica a RFI José Rodríguez Manfredi, ingeniero español que trabajó en la misión: «Perseverance lleva unos demostradores tecnológicos que permiten tener oxígeno a través de determinados procesos internos de la atmósfera marciana, que es esencialmente dióxido de carbono. Ese tipo de sistema, como elemento importante dentro de los sistemas de supervivencia del humano, se va a probar ya en esta misión. Otra importante contribución que hará será la de caracterizar muy bien el polvo marciano y la atmósfera. Esta caracterización permitirá hacer aterrizajes más seguros porque las condiciones pueden ser muy variables, y pueden ser un riesgo potencialmente alto para el aterrizaje de la tripulación. Todo ello al final va a contribuir y va a ayudar a esas misiones tripuladas que tal vez no tardemos tanto tiempo en ver».

¿Pero cuánto tiempo habrá que esperar? «Es un poco difícil de precisar pero (…) pensamos que el astronauta que pise Marte ya ha nacido. No sabemos de qué país será, si será una tripulación internacional, pero será probablemente alguien que esté entre nosotros ya. Estamos hablando de unos 15 a 20 años tal vez», responde José Rodríguez Manfredi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here