Victoria (Paralelo 32).- Entre el 19 y el 23 de noviembre se conmemoró la Semana de los Derechos del Niño y Adolescentes, razón por la cual en la residencia del Hogar de Niñas María Oberti de Basualdo se llevaron a cabo actos y acciones por este motivo.

La Ps. Margarita Medrano, directora de la entidad recordó que se cumplen 30 años de la declaración de UN (*) y se propusieron llevar a cabo una intervención con adultos y en otro aspecto con adolescentes y niños.

“Nosotros, como equipo, le damos mucha importancia al poder de la palabra, que es lo propio del ser humano, y es el medio para poder acercarnos a la niñez que cuidamos. Esa palabra tiene que contener, cuidar, consolar”.

Están  al  frente de chicos  atravesados por la vulnerabilidad, tienen un léxico muy limitado y  habitualmente las palabras que recibieron estaban relacionadas más que nada a la violencia.

A modo de reflexión, en conferencia de prensa, aseguró que estamos frente a una juventud complejizada, con muchos problemas, por lo cual es una tarea que necesita del aporte de los distintos sectores de la comunidad, no solamente de los que están al frente de estos institutos.

También rescató que el marco teórico está, y la legislación relacionada con esta franja etaria ha avanzado mucho, falta poner un mayor esfuerzo para comunicarse. “Jugarse por la utopía de trabajar en perfecta articulación, algo difícil de conseguir entre los seres humanos, pero debemos mantener esa utopía”.

Protocolo

Actualmente residen 9 (niños y adolescentes) en total y el cupo es de 12. El protocolo en general contempla la recepción por parte de los adultos y personal de la institución, el ingresante recorre las instalaciones, para que puedan observar todo los que los va a rodear. “Se le informa que en ese lugar se lo va a cuidar por un tiempo, conocen a otros chicos y adolescentes a los que ya les comunicaron que ese día ingresará un compañero/a”.

También el lugar donde va a dormir, la persona que lo va a cuidar, se lo debe acompañar y contener, para que el ingreso no sea traumático, señaló.

Por otra parte hay una diferencia con respecto a lo que fue el Hogar de Niñas en otras épocas. Desde la aprobación de la nueva legislación, esa/e joven  o niño puede permanecer en la residencia por un espacio no superior a los 180 días.

El Estado a través de los equipos técnicos está obligado a trabajar –durante ese lapso de tiempo- con la familia para modificar las condiciones que fueron determinantes para la internación. Por otra parte, cuando no se logra avanzar en ese sentido, la justicia lo puede declarar en estado de pre adoptabilidad.

“Nosotros estamos preparados para reparar lo más rápido posible, los derechos que ese niño o adolescente ha perdido”. Agregó que la comunidad debe conocer que trabajan con niños de 0 a 12 años.

 


(*) La Convención sobre los Derechos del Niño (CDN, en inglés CRC) es un tratado internacional de las Naciones Unidas, firmado en 1989, a través del cual se enfatiza que los niños tienen los mismos derechos que los adultos, y se subrayan aquellos derechos que se desprenden de su especial condición de seres humanos que, por no haber alcanzado el pleno desarrollo físico y mental, requieren de protección especial

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here