Medio ambiente, el escollo más difícil para el municipio

0

Nogoyá.- A menos de un mes de haber asumido la nueva titular de la Dirección de Medio Ambiente municipal, los problemas en la materia estallaron una vez más, repitiéndose problemáticas que son sufridas por toda la ciudad de Nogoyá.

Una vez más, el volcadero municipal tomó fuego. La semana pasada se tomó conocimiento de un foco ígneo generado por personas ajenas al volcadero municipal que habían ingresado y aparentemente encendieron cables y motores para extraer el cobre.

Eso originó que las llamas se salieran de control y se genere un incendio de grandes proporciones que hasta el pasado viernes era sofocado por personal de Bomberos Voluntarios y del mismo municipio.

Tras ello, la nueva directora de Medio Ambiente, Florencia García, junto al Secretario de Obras y Servicios Públicos, Ulises Gamboa, realizaron una denuncia en Jefatura Departamental luego de constatar diferentes focos ígneos intencionales, dentro del predio del volcadero municipal.

Además, comunicaron que los particulares responsables de las quemas agredieron físicamente a los trabajadores del predio.

Desde la policía detallaron que se recibieron dos denuncias, la que fue informada por el municipio y otra que se le tomó a un guardia del lugar, que manifestó que mientras prestaba labores observó que salían desde el interior del volcadero dos masculinos mayores de edad que viven en  inmediaciones del lugar, quienes habrían ingresado por el fondo o laterales. En el mismo momento, el guardia observó  una columna de humo a lo lejos; por lo que hubo un intercambio de palabras que se tornó en discusión y agresión física contra el empleado municipal por parte de las dos personas que salían del predio.

Afortunadamente, hasta el martes la densa columna de humo, por acción del viento no ingresaba a la ciudad, pero el miércoles al soplar viento del sector sudeste el espeso humo se hizo presente por la noche perdurando en los hogares de la zona urbana hasta el jueves por la mañana, tornando difícil la normal respiración, lo que generó innumerables críticas a la falta de acciones concretas en lo que respecta al predio del volcadero.

Quince días previos a esta situación, el municipio inauguró el “corazón de tapitas”. Se trata de una estructura de hierro que debe ser llenada por tapitas de plástico, justamente para evitar “que vayan a parar al volcadero, concientizando a la ciudadanía en la importancia de la acción y previniendo la contaminación”, señalaban desde el municipio a la hora de anunciar un acto inaugural para la estructura que se instaló en bulevar España.

Fue el Grupo Ambiental Nogoyasero (GAN) que mostró su repudio a esta acción, “estamos en presencia de la tan utilizada maniobra, en todos los niveles estatales y privados: fabricar e instalar un contenedor en forma de corazón, para juntar tapitas plásticas”, cuestiona en un comunicado el GAN.

“Esta iniciativa ya es conocida a nivel nacional, generalmente destinada a ayudar a un hospital de niños como el Garrahan “Ecológico y solidario”.

“Nuestros pequeños van a dejar sus tapitas para ayudar a ayudar, escribía nuestro intendente en su Facebook personal. Y mucho peor es lo que se leía en la misma red social pero, esta vez, en el muro del municipio invitando a la participación ciudadana: “La municipalidad en el marco de las políticas ambientales que viene desarrollando” ¡¿Políticas ambientales?! ¿De verdad esto es todo lo que nuestro municipio puede hacer por el ambiente?”, interrogan desde el GAN luego de conocerse que las tapitas irían a un centro de reciclaje para que se fabriquen juegos infantiles que se colocarán en plazas y parques. Desde el GAN siempre hemos dicho que la creación de la Dirección de Ambiente Municipal fue un hecho positivo por parte de la actual gestión, hasta que el tiempo nos demostró que, en esta temática, primó el marketing a las acciones concretas tendientes a cambiar la realidad para mejorarla de verdad. Se creó una dirección sin ningún recurso, poder de decisión o sanción. A tal punto que, cinco años después, la Dirección Municipal de Ambiente tiene una presencia casi inexistente y un director que ni siquiera estuvo radicado en nuestra localidad. No se trata de que no se hiciera nada, se trata que se hizo muy poco, y las consecuencias están cada vez más a la vista de cualquiera”, expresaron en sus primeros párrafos, que con la solicitud de cambiar la ordenanza 672/04, entre otros planteos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here