Matronatación: innovadora propuesta para la estimulación temprana

0

Crespo.- El 8 de enero comenzaron a dictarse las clases de matronatación en Ejido Crespo, una nueva opción para que los padres puedan disfrutar junto a sus hijos y forjar un vínculo dentro del agua. Esta actividad está a cargo de la profesora Maira Hardock y está destinada a niños de cuatro meses a 3 años de edad. Sirve -entre otras cosas- para la estimulación de los bebés.

Maira, quien tuvo la innovadora idea y la desarrollará para padres y madres de Crespo y zona, explicó a Paralelo 32 que “la matronatación es un tipo de estimulación al bebé, que se realiza a base de diversas actividades en el agua. Se lleva a cabo a través de juegos y se usa mucho el canto. También es fundamental el acompañamiento de papá o mamá, aunque se permite que en caso de que los padres estén trabajando o no puedan asistir, los niños vayan con otro miembro de la familia. Pueden hacerse cargo hermanos, abuelos, tíos o cualquier integrante de la familia con el que el niño tenga confianza obviamente”, comenzó explicando.

-¿Un familiar tiene que estar constantemente con ellos?

– Sí, sí. Varios me han consultado eso, sobre si el acompañante tiene que meterse al agua con los chicos, y la respuesta es sí. Yo soy la herramienta, primero muestro ejercicios y actividades, y todo lo que hago tiene que realizarlo el adulto junto al bebé. Previo al arranque de las clases hay una entrevista con la familia, para ir conociéndolos. Hay que decir también que cada actividad es dependiendo del niño.

-¿Cuáles son los beneficios principales?

– Ayuda principalmente a perder la inseguridad en el agua y además crea un buen desarrollo en sus capacidades, ya que es el primer contacto del bebé con el deporte. Fomenta seguridad en los vínculos con papá y mamá, mejora la postura, estimula las habilidades psicomotrices, genera equilibrio, entre otros tantos beneficios. Y hay actividades que tienen que desarrollarlas en la casa, así el beneficio es progresivo.

-¿Cómo surgió la idea?

– En el cursado de la carrera de profesorado de educación física se dictan tres años de natación, y en el último se comienza a hablar un poco de lo que es la matronatación. Me interesó y empecé a averiguar por mi cuenta de qué se trataba esta actividad, que suele verse más comúnmente en ciudades grandes. Hace alrededor de tres años que vengo con la idea y me capacité a distancia los primeros módulos, y para el último sí tuve que viajar a Rosario a hacerlo presencial, para aprender a tomar al bebé y las posturas que tenés que adaptar. Como me gustó tanto y no lo veía en la ciudad, decidí largarlo. Creo que es esencial este estímulo desde que el niño nace.

-No es una colonia de vacaciones digamos…

– No, son clases específicas que duran 45 minutos. Es el tiempo aconsejado para desarrollar la actividad y que sea aprovechada de la mejor manera por ellos. Es recomendable también que no sea toda la clase cargada de ejercicios, sino que se permita el tiempo de disfrute con mamá o papá, que forjen otro vínculo en el agua.

-¿Con qué materiales se trabaja dentro de la pileta?

– Se usan planchas grandes de goma, son gruesas y vienen de diferentes formas; hay algunas con orificios donde se mete el bebé. Se trabaja con túneles, donde entra el niño por un lado y en el otro lo recibe papá o mamá. Los flota-flota se usan también.

-¿En lo personal qué sensaciones te atraviesan?

– Estoy muy motivada y contenta de haberme animado a realizarlo. Hace mucho tengo la idea y siempre me frenaba por miedo. Pero este año me animé y estoy convencida de que realmente es un gran beneficio para los bebés. Además doy clases de natación a adultos y me gusta enseñar y sacar esas inseguridades que hasta ellos tienen en el agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here