Julián Maneiro, diputado Provincial de Cambiemos, manifestó su rechazo a la reciente medida del Gobierno Nacional “de elevar la presión fiscal sobre los productores agropecuarios” en este caso por medio de un aumento del 10% de las retenciones a la soja, que se suma al ya aplicado en diciembre haciendo un total del 33%.

En tal sentido Maneiro afirmó: “El Gobierno Nacional insiste en una medida que ya ha demostrado su fracaso en varios sentidos y que desconoce claramente el contexto actual en el que se está desarrollando la actividad agrícola; con precios que están a la baja, con un dólar desdoblado, y una presión fiscal que aumenta también en las provincias”.

Al respecto el diputado, oriundo de la Ciudad de Crespo, destacó: “La política tributaria del Gobierno Nacional sigue siendo la de gravar a los que producen sin analizar la rentabilidad de la actividad, por lo que nuevamente nos encontramos con un escenario de pérdida de producción y con ello de los beneficios que produce en las economías regionales del interior profundo. El campo no es el enemigo, es el sector más dinámico de la economía y él que produce divisas para el país”.

Asimismo, Julián Maneiro manifestó: “Consideramos infantil que el gobierno pretenda engañar a los productores y a la sociedad sobre los motivos por los cuales se siguen aumentando las retenciones, ya que se anuncia que la recaudación extra será volcada al sector cuando todos sabemos que se trata de una medida fiscalista para cubrir una parte del voluminoso déficit que tiene el Estado Nacional y que desde diciembre para acá se viene profundizando”.

En ese sentido el legislador provincial señaló: “Tengo mis serios reparos en el cumplimiento del conjunto de las medidas anunciadas como argumento al aumento de las retenciones a la soja; y que tiene que ver con un enmarañado sistema de compensaciones y devoluciones a determinados productores y zonas geográficas. No va a ser la primera vez que esto no se cumple porque se vuelve inaplicable o se incumplen deliberadamente con dichas devoluciones”.

Por lo que finalmente Maneiro concluyó resaltando que “todo este sistema que se anuncia, sólo tiene por objetivo el de generar divisiones en el seno del sector agropecuario y debilitar a la Mesa de Enlace como espacio de articulación de los diferentes sectores involucrados en la producción”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here