Imagen: David Castro - internet menor niños infancia ordenador portátil genérico recurso gráfico

El Fondo Internacional de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advierte a los padres sobre el riesgo que conlleva el aumento de niños usando teléfonos y computadoras por más horas al día, lo que los deja expuestos a ofensores sexuales si no se les advierte y se les brinda la supervisión adecuada.

Paloma Escudero, directora global de Comunicación de UNICEF, explica que los menores, en este momento de pandemia, pasan entre 6 y 10 horas al día frente a una computadora, lo que los podría dejar expuestos a ataques de pedófilos y traficantes de niños, quienes están aprovechando la pandemia para acercarse a ellos y “atraerlos en sus redes”.

Otro de los riesgos que ha reportado la institución es que hay una mayor exposición a contenidos no apropiados, que están en la categoría de “xenófobos y violentos”.

Según Escudero, al navegar en las redes y ver que otros comparten contenidos de su vida personal, los menores sienten la tentación de hacerlo también, sin darse cuenta de que se ponen en riesgo. Es por lo que UNICEF pide un esfuerzo extraordinario de parte de los padres, familia y autoridades para enseñar a estos jóvenes a protegerse.

UNICEF ha dicho más de 1.500 millones de niños y jóvenes se han visto afectados por el cierre de escuelas en todo el mundo. Muchos están ahora en línea tomando clases y socializando.

Ayudarlos a navegar en la nueva realidad

UNICEF recomienda a los padres actualizar todas las condiciones de seguridad que están a disposición en las computadoras, como los filtros o controles parentales, para que los menores no puedan acceder a páginas o sitios que no tienen contenido adecuado para ellos.

Otro de los consejos que da la institución es con relación a las cámaras web, las cuales deben taparse cuando la computadora no está en uso o cuando los niños estén solos, para evitar facilitar que personas ajenas accedan a ellas sin que nosotros les demos autorización.

Pero lo más importante es que en el hogar se debe tener normas o guías sobre el uso de los equipos electrónicos: “tiene que haber tiempos durante el día para comer, descansar y jugar”, los jóvenes no pueden estar todo el tiempo frente a la pantalla de un teléfono o una computadora.

De acuerdo con la vocera, es recomendable predicar con el ejemplo. “Deben ver a los padres implicados en su vida virtual”. Una forma es interactuar con ellos allí y conocer los juegos y las páginas que prefieren, siempre dejando espacio para hablar de temas de seguridad en línea.

Los padres deben estar muy atentos de los comportamientos y actitudes de sus hijos. No por estar dentro del hogar están ciento por ciento seguros.

También es importante el papel de las escuelas. La institución afirma que éstas deben actualizar las políticas de protección actuales para reflejar las nuevas realidades de los niños que aprenden desde el hogar y garantizar que tengan acceso continuo a los servicios de orientación escolar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here