Los productores agropecuarios esperan peores resultados económicos a los obtenidos el año pasado

0

El Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral dio a conocer el nuevo índice «Ag Barometer Austral» del mes de enero. Las malas condiciones climáticas, la situación del país respecto a la negociación de la deuda con el FMI y la desconfianza por las posibles medidas para controlar la inflación, generan en los productores agropecuarios mucha incertidumbre.

Rosario (marzo 2022)- Si bien el último informe del Ag Barometer Austral, realizado en el mes de enero de 2022, alcanzó un valor de 90, lo que representa una mejora del 14% con relación a la medición anterior de noviembre de 2021 (79); el Índice continúa en terreno pesimista: La mitad de los productores agropecuarios opinan que, a pesar de los altos precios del maíz y la soja, el impacto del clima será de tal magnitud que los resultados económicos serán peores o mucho peores que en el ciclo anterior.

Se estiman importanes pérdidas de producción en maíz y soja, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y la Bolsa de Comercio de Rosario. En este sentido, el 68% de los encuestados ve un impacto desfavorable en los cultivos.

En la lectura de enero, los académicos señalan una mejora en el Índice de Confianza Ag Barometer, aunque aún se mantiene por debajo de los 100 puntos. Esta mejora se da sobre todo en el Índice de Condiciones Presentes, «aunque hay que esperar hasta los próximos sondeos para confirmar si esta mejora es meramente coyuntural o si se convierte en tendencia», indican los especialistas de la Universidad Austral.

Los productores que tienen algún tipo de excedentes financieros y/o acceso a créditos bancarios (oficiales o privados) piensan que es «un buen momento» para invertir en maquinarias, teniendo en cuenta que estas se cotizan al dólar oficial. La brecha con la cotización del dólar legal alternativo es del 100%, por lo tanto, es una forma de huir de las tenencias en pesos teniendo en cuenta la persistencia del proceso inflacionario, y la constante pérdida del valor del peso argentino.

La incertidumbre política y económica continúa siendo clave en las decisiones de los productores

La Argentina vive en una constante incertidumbre en los escenarios políticos y económicos. En este momento el país se encuentra en plena negociación con el Fondo Monetario Internacional, lo que requiere una rápida solución dados los vencimientos del mes de marzo con el FMI y la existencia de reservas nulas o negativas en el BCRA.

Existe la convicción entre los productores encuestados de que el Congreso aprobará el acuerdo con el FMI. Además, se está observando una cierta tranquilidad en los mercados cambiarios en los últimos días del mes de febrero.

Por otra parte, hay preocupación en el sector agropecuario por posibles medidas del Gobierno Nacional para intentar controlar la inflación con decisiones que pueden ser negativas para el sector.

«Se habla persistentemente del desacople entre los precios internos y los precios internacionales, a través del aumento de retenciones, cupos o suspensión de exportaciones, creación de fideicomisos y, más recientemente, la aparición de un proyecto de ley para crear una Empresa Nacional de Alimentos. Todas estas medidas han demostrado ser totalmente ineficaces para controlar la inflación en todos los países donde se han aplicado, incluso en la Argentina. Es por eso que hoy constituyen una preocupación cierta para los productores agropecuarios argentinos», indica el informe.

Informe-enero-2022-Universidad-Austral

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here