Los problemas de Argentina no son causa del capitalismo porque “hace muchísimo tiempo dejó de ser capitalista”

0

La directora de la consultora Eco Go, Marina Dal Poggetto, criticó este miércoles la inconsistencia de “un contrato social pervertido” que atraviesa diferentes gobiernos y que tuvo como consecuencia que “en los últimos años, la única política de Estado que tuvimos es la de generar más pobreza”.

La dura descripción de la situación económica y social de la Argentina de Dal Poggetto fue expresa en el marco del XXIV Encuentro Anual de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) en una exposición en la que lamentó que no hay soluciones inmediatas porque “nadie quiere tirar la primera piedra y todos quieren que el ajuste lo haga el otro”.

Dal Poggetto compartió su exposición con el economista de IAE y la Universidad Austral, Roberto Vassolo, quien se manifestó en desacuerdo con quienes sostienen que los problemas de la Argentina tienen que ver con el capitalismo ya que, a su juicio, el país “hace muchísimo tiempo que dejó de ser capitalista” y en la actualidad “no encaja en ninguna de las variantes del capitalismo que hay en el mundo”.

Al respecto, indicó que la presión impositiva local es “el doble de la de Rusia o China” y “el triple de la mayoría de los países europeos”. “En la Argentina legalmente hemos abolido la tarea empresarial, con un diseño que nos obliga a navegar con un pie en la informalidad”, añadió Vassolo, para quien esa situación “es una maquina generadora de pobreza”.

En ese sentido, sostuvo que con ese diseño “estamos creando gente desprotegida desde el arranque, estamos diseñados para fracasas y lo estamos logrando”, sentenció.

El Encuentro de ACDE comenzó con la alocución de Ignacio Gorupicz, de McKinsey & Company, quien se preguntó, en línea con lo que luego señalaron Dal Poggetto y Vassolo, “qué tan tierra fértil es la Argentina para crear trabajo decente”.

La titular de Eco Go remarcó la importancia de aumentar la productividad, pero reconoció que esa tarea entra en colisión con las condiciones de equidad social, ya que por lo general deriva en un aumento inicial del desempleo, como ya ocurrió en la década del ’90 con el régimen de Convertibilidad.

En ese marco, admitió que no tenía soluciones inmediatas y que estas no se pueden limitar a “preguntas parciales” sobre aspectos sectoriales que no tienen en cuenta el contexto general. “La pregunta es cómo empezamos, unos dicen bajando los impuestos, otros con que todos tienen que pagar”, señaló.

Para la economista, los problemas de la Argentina derivan de “un contrato social pervertido, en el que se construyó un Estado de bienestar antes de desarrollarse”. “Ese contrato nunca logró financiarse, entonces periódicamente traccionamos el gasto y volvemos a generar déficit”, describió.

Por su parte, Vassolo señaló que “en un proceso gradual pero bastante anárquico, en los últimos cuarenta años se generó una presión impositiva teórica en la que para hacer un negocio en blanco, nos encontramos que hay que poner plata”.

Para el economista, esa situación “sólo es comparable a la de algunos países de África” y lo que logra como resultado es que la Argentina “no tiene emprendedores que emprendan”.

El Papa convocó a “volver a la economía de lo concreto”

El Papa Francisco convocó hoy a “volver a la economía de lo concreto”, basada en “la producción, el trabajo de todos, la familia, la Patria y la sociedad”, al tiempo que advirtió sobre las consecuencias del capitalismo financiero, con el que “se cree que hay mucho y al final no hay nada”.

En un breve mensaje de apertura del XXIV Encuentro Anual de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), el Sumo Pontífice puntualizó la importancia de “ir por el camino de la economía social” y destacó al respecto el rol de las pymes, porque “es desde abajo que viene la creatividad”.

“La mirada cristiana de la economía y la sociedad es distinta de la mirada pagana o ideológica y nace del mensaje de Jesús”, remarcó, días después de haber asegurado que la propiedad privada es un “derecho secundario”.

El Papa reclamó también la conformación de una sociedad en la que prime la confianza en las relaciones, ya que sin ella “es muy difícil construir”. Al respecto, ironizó sobre “los acuerdos de las grandes empresas” que más allá de las declamaciones “en el momento en que están brindando este de acá hace un negocio por debajo de la mesa”.

Para superar esas adversidades, Francisco abogó por la “claridad, la transparencia y la producción”. “La construcción de una comunidad justa la tienen que hacer todos: sindicalistas y empresarios, trabajadores y dirigentes”, planteó.

Asimismo, diferenció el necesario camino por “la economía social” del capitalismo financiero. “En los últimos decenios en capitalismo engendró las finanzas, y las finanzas tienen el riesgo de terminar como la cadena de San Antonio, en la que creemos que hay mucho y al final, no hay nada”, señaló.

Por tal razón, convocó a los participantes del Encuentro y a la sociedad en general a “volver a la economía de lo concreto, la producción, el trabajo de todos, las familias, la Patria, la sociedad”. “En una sociedad donde hay un margen de pobreza muy grande, uno tiene que preguntarse si la economía es justa, social o sólo busca intereses personales”, indicó. En ese sentido, criticó la existencia de “paraísos fiscales” y señaló al respecto que “una persona que esconden no tiene la conciencia limpia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here