Los denominados préstamos “gota a gota” que ofrecen personas de origen colombiano

3

Victoria (Paralelo 32).- Vendedores de muebles que recorren las calles de nuestra ciudad, tienen un negocio financiero paralelo; prestan dinero para devolver en cuotas por día, semana o mes.

Una persona que estaba en un lugar público, tenía que conseguir dinero urgente y no lo podía tramitar a través de un banco o financiera. Un conocido que estaba en el lugar le comentó que podría tener la solución. Llamaron a un celular y a los pocos minutos una persona en moto con acompañante llegaron, se pusieron de acuerdo y le entregaron el monto que necesitaba en concepto de préstamo. Esto se repite en distintos puntos de la ciudad, según datos recabados por Paralelo 32, consultan si el beneficiario tiene un trabajo estable o negocio y no mucho más.

Uno de los clientes de estos “financistas” comentó a nuestro medio que llevan una planilla donde figuran datos personales y los 30 días del mes con sus respectivos casilleros, en consecuencia, los acuerdos son con devolución diaria, semanal o mensual, obviamente a medida que cobran van tildando los casilleros. Otorgan préstamos de bajo monto y hay quienes sostienen que les hacen firmar un documento, y otros que no firmaron nada, lo cual obliga a preguntarse qué métodos de cobro emplearán para con aquellos que no les devuelven el dinero.

De acuerdo a la información que disponemos, son personas de origen colombiano que tienen como negocio visible la venta callejera de muebles livianos de bajo costo, que realizan en forma ambulante en carros que trasladan manualmente llevando pequeños aparadores y placares, entre otros, a precio muy conveniente, pero prestan dinero.
Un vecino explicó que en una casa del Cuarto Cuartel una chica llega en una moto todas las noches a un domicilio a cobra la cuota, el deudor estaría pagando un crédito diariamente.

Mecanismo

En el quincenario Análisis se publicó una información que tiene bastante similitud con lo que se observa en nuestra ciudad. La nota reseña lo que ocurre con las mueblerías, “que se multiplican en numerosos barrios de todas las cabeceras departamentales de la provincia. Los vendedores andan en carritos con placares o espejos recorriendo las calles. Según el periódico, detrás de la apariencia de un negocio llamativamente rentable, ofrecen préstamos a cualquiera, con tasas bajísimas y cuotas a pagar por día o semana. Son unos 200 los colombianos que llegaron a Entre Ríos en busca de una vida mejor, lavando el capital de origen desconocido, pero sospechado por cualquiera”.

Préstamos

Siempre de acuerdo a nuestro colega paranaense, “son alrededor de 200 los colombianos radicados en Entre Ríos (en casi todos los departamentos), quienes llegan con un monto de dinero en el bolsillo y, bajo la invariable máscara de negocios del rubro mueblería, hacen crecer esos billetes mediante préstamos informales, con tasas preferenciales en el mercado.

Periódicamente giran una parte de las ganancias a su país a través del servicio Western Union, así se completa la maniobra de lavado de dinero del narco colombiano, según el convencimiento de investigadores que han estado tras sus pasos”.

“Algunas personas que han estado en aprietos ante la necesidad de dinero rápido y sin vueltas, contaron a Análisis que los requisitos que piden los colombianos son mínimos, con exhibir alguna actividad laboral que implique un ingreso económico es suficiente. Sólo a veces les hacen firmar algunos papeles y ellos llevan un cuadernito con planillas a modo de resumen crediticio, con el dinero prestado y el plan de cuotas acordado. El sistema se conoce como préstamos de ‘gota a gota’”.

Condiciones

Se menciona en la nota “a un taxista que ha pedido el mes pasado 3.000 pesos y debía devolver, al concluir el mes siguiente, 3.600 pesos. Eso sí, todos los días debía estar en la parada a la hora que pasa el cobrador, para abonar la cuota. De cualquier modo, está muy por debajo de las tasas pautadas por el Banco Central para las entidades bancarias en Argentina. En los últimos años, las políticas financieras han llevado las posibilidades de acceso al crédito a niveles imposibles y los intereses fijados para compras incluso pequeñas, de bienes de consumo, resultaron excesivos. De este modo, los colombianos han encontrado un mercado que les ha permitido crecer con sus pequeños préstamos. Aunque las devaluaciones producidas, principalmente desde el año pasado, también los han afectado”.

Llama la atención que en la nota (párrafos entrecomillados) se diga que prestan a un interés “muy por debajo de las tasas pautadas por el Banco Central”, porque en el ejemplo del taxista la carga financiera representa el 20% en un mes, lo que significaría 240% al año. Una tasa altamente usuraria.

Western Union

Esta semana una persona conocida tenía que realizar una transferencia desde nuestra ciudad a California (Estados Unidos), no era importante el monto y no tenía cuenta en bancos para realizar esa transferencia a un familiar. Fue a consultar a la oficina de Western Union, que tiene en el Corre Argentino de Victoria.
Le solicitaron una cantidad de datos que tenía que presentar antes de girar, desde el origen del dinero que enviaba, ocupación, CUIT, CUIL, más otra serie de datos personales y del receptor de ese dinero. Además de muy caro, era muy complicado.
En la información de estos créditos “gota a gota” se hace referencia a este servicio de giro de dinero al exterior y posiblemente tengan exigencias por encima de las que piden los bancos, se presume que es para evitar el envío de dinero en negro o del narcotráfico.

3 Comentarios

  1. Es un delito, cuando alguien ve esto debe avisar a la policía, ellos ya están informados de esta modalidad delictiva y deben actuar al respecto

  2. Lástima q los q salen a protestar no en Crespo pero si en buenos Aires no hacen lo mismo y se ponen a trabajar en vez de pedirle al Estado q los mantengan

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here