Los Defensores del Pueblo de Argentina, agrupados en Adpra manifestaron su preocupación al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) por los incrementos en las tarifas del servicio público de gas que realizarían las empresas distribuidoras en el marco del procedimiento de licitación para la compra de gas. Se reunirán con representantes del Ente el próximo 12 de febrero.

La Asociación de distribuidoras de gas (Adigas), había emitido un comunicado manifestando que de aprobarse el cambio en los plazos de pago a productores de 75 a 30 días se produciría un desfasaje financiero que los obligaría a recurrir a financiamiento externo con un elevado costo ocasionando por las altas tasas de interés vigente, gastos que serían trasladados a las tarifas de los usuarios.

Los Defensores del Pueblo de todo el país coincidieron en “rechazar la posibilidad de trasladar los costos surgidos de cambios en las relaciones contractuales de distribuidores con productores, ya que nunca pueden ser los usuarios quienes carguen con las diferencias económicas derivadas de cambios en los términos de contratación”.

Además, sostienen que “debe tenerse en cuenta el principio esencial y específico de la participación ciudadana mediante audiencia pública, además de los principios rectores en materia tarifaria de certeza, previsibilidad, gradualidad, razonabilidad y no confiscatoriedad exigidos por la Suprema Corte en el fallo CEPIS”.

Esta misma posición fue sostenida por Adpra en el período abril/septiembre de 2018, cuando las empresas quisieron trasladarles de forma retroactiva a los usuarios los costos adicionales producidos por la devaluación de la moneda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here