María Grande- Diego Gómez es desde 2017 presidente del Centro de Industria, Comercio y actividades afines. La recesión por la que atraviesa la economía argentina desde hace ya mucho tiempo fue el tema de consulta, para conocer cuál es la realidad de María Grande en este contexto tan particular.

Gómez explicó a Paralelo 32 que “El sector se encuentra en una situación crítica por los gastos fijos que tienen los comerciantes. El principal gasto es la tarifa eléctrica. Cabe destacar en este punto que en nuestra ciudad el Municipio cobra el 16% sobre el consumo, lo que hace que el comerciante pague por boleta en algunos casos hasta ocho mil pesos. Se habló con los tres pre candidatos a intendente sobre este tema, para que nos den una mano en ese sentido sea cuál sea el ganador”.

Recesión

Gómez indicó a Paralelo 32 que “No escapamos a la realidad económica general. Hay un receso importante en algunos rubros, pero con el comienzo de las clases levantó un poco, aunque sabemos que no es continuo ese crecimiento”.

El dirigente reconoció a nuestro cronista que “Hay locales vacíos también por el alto costo que se paga, comparado con Paraná. Acá por un alquiler tenés que pagar de 6 mil pesos para arriba y en Paraná, a dos cuadras de la plaza, están pidiendo 7.500 pesos. Eso hace que los comercios reduzcan mucho sus ganancias y no repongan todo su stock”, comentó.

Sumando más ejemplos a la enumeración de problemas que atraviesan los comerciantes locales, Gómez dijo que “El municipio aumentó los impuestos un 30% y a nivel provincial aumentaron un 50%. Son muchos gastos y cero crédito, lo que hace que al pequeño comerciante se le dificulte mucho seguir, ya que no puede trasladar esos gastos al precio que paga después el consumidor”.

El turismo

“Para el turismo, factor importante para nuestra ciudad, llegó algo de alivio en los meses de enero y febrero. Pero ahora, ya pasado el verano fuerte, solo quedan los fin de semana, lo que acentúa más la quietud del mercado local”, planteando que tampoco serán meses sencillos los que vendrán en este rubro.

“Creemos que esta situación, si no se nos da una mano desde el Municipio, no mejorará y veremos otros locales cerrados y más gente pidiendo trabajo. El campo todavía no ha volcado su rentabilidad en la localidad, dado que hay muchos pequeños productores con deudas y eso se siente en ciudades como la nuestra. Lo que viene será duro y hay que tratar de sobrellevar la situación por lo menos tres meses más. Después caemos en elecciones nacionales y creo que ahí al menos pararán con los aumentos y se respirará otro aire de esperanza”, vaticinó.

Por otro lado, dijo que “Desde el Centro de Comercio creemos que hay que poner el hombro una vez más, pero esta vez le pedimos a la dirigencia política que también lo haga. Tenemos 8 mil pesos solo de impuestos sobre una boleta de 40 mil por vencimiento. Y hay muchos que pagamos 4 o 5 mil solo de ese impuesto en una boleta de 25 mil por mes”, ejemplificó, pidiendo soluciones concretas al Municipio.

Gómez, además, aclaró que “Es un impuesto que todos pagamos acá, pero en el caso comercial la electricidad ya es más cara y por lo que consumimos, ese 16% es carísimo, ya que, por ejemplo, en una casa, pagás 300 pesos y en un comercio no bajás de 1.700 pesos, el más chico. Ese impuesto pagaría la luz de la ciudad”, explicó.

En cuanto a números, destacó que “Había un padrón de 650 comerciantes aproximadamente, y más o menos cerrados habrá unos 50. La mayoría optó por no cerrar pero sí por achicar gastos y reducir horas, aunque también tenemos casos de despidos de personal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here