(Por Hugo Schira/Paralelo 32).- Una mujer que reside en una de las zonas menos favorecidas de Santiago de Chile vivirá 18 años menos que otra mujer que viva en la misma ciudad, pero en un barrio más pudiente. Las brutales desigualdades en la capital chilena están en el meollo de las numerosas revueltas contra el gobierno trasandino. En Buenos Aires, en tanto, la diferencia es de 4 años.

En Santiago, dependiendo de la zona de la ciudad, las diferencias de esperanza de vida son esos 18 años en mujeres y 9 en hombres; en la ciudad de Panamá, 15 años para ambos sexos; en Ciudad de México, 11 para hombres y 9 para mujeres; en Buenos Aires y en la brasileña Belo Horizonte, 4 y 6. Finalmente, 4 y 3 en San José de Costa Rica.

Son datos de un estudio que publica The Lancet Planetary Health, que pone cifras por primera vez a la desigualdad social en seis grandes ciudades latinoamericanas que suman más de 50 millones de habitantes.

“En el caso de Santiago de Chile nos sorprendió la magnitud del problema. Nosotros damos datos a la gente para que puedan probar que es real, que existe. Y que sea la sociedad la que responda si esta desigualdad es socialmente aceptable”, dijo Usama Bilal, epidemiólogo español y autor principal del estudio.

“Estos resultados destacan la importancia de desarrollar políticas urbanas enfocadas a reducir desigualdades sociales y mejorar condiciones sociales y ambientales en los barrios más pobres de las ciudades de Latinoamérica”, señala Ana Diez Roux, coautora del estudio e investigadora principal del proyecto Salurbal, que estudia cómo influyen las políticas y distribuciones urbanas en la salud de los latinoamericanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here