“Lo más práctico y justo es meter dinero en el bolsillo de la clase media”, dijo Casaretto

0

El gobierno nacional apuesta sus fichas en la coyuntura política y económica actual a la aprobación de las reformas en el Impuesto a las Ganancias, que permitirá eximir del pago a casi 1,3 millones de contribuyentes. También prepara un paquete de reformas en el Monotributo que hará menos peligroso caer en el régimen general a más de 3 millones de pequeños emprendedores que en la actual crisis sanitaria y social no necesitan pagar más impuestos, sino producir, vender y consumir más. Esta semana está previsto aprobar estas dos iniciativas del oficialismo en la Cámara de Diputados. Se espera que el trámite sea rápido en el Senado y que para abril ya las reformas estén sintiéndose en el bolsillo de los trabajadores argentinos.

La reforma en Ganancias

El proyecto de ley para el Impuesto a las Ganancias incluye las siguientes reformas:

• Se modifica el artículo 30 de la Ley Nº20.628 que legisla el tributo, para aumentar el mínimo no imponible hasta 150 mil pesos;

• Actualización automática del mínimo no imponible en base a RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables), promedio de los salarios negociados en convenciones colectivas de trabajo. Para jubilados se actualizará con las jubilaciones mínimas en marzo, junio, septiembre y diciembre;

• Los salarios entre 150 mil y 173 mil pesos tendrán una escala especial de deducciones, que será definida por la AFIP, para evitar ‘saltos’ muy fuertes en el límite entre contribuyentes y eximidos;

• Los salarios superiores a 173 mil pesos brutos continuarán pagando los mismos valores que desde el primero de enero cuando se actualizo el mínimo no imponible un 35%;

• Se aplicará de manera retroactiva desde enero pasado. Se devolverá el dinero descontando en el primer trimestre de 2020 a los beneficiarios, lo que podría volcar unos 10 mil millones de pesos al consumo interno;

• Se excluirá del cálculo del impuesto el aguinaldo;

• Se permitirá a los jubilados que perciben hasta ocho jubilaciones mínimas (Mínimo no Imponible jubilatorio) acceder al beneficio aunque tengan ingresos extras. Esto implica haberes exentos hasta 164 mil pesos a valores de marzo. En febrero eran 152 mil pesos.

Dejarían de pagar Ganancias alrededor de 1,3 millones de trabajadores contribuyentes argentinos. En Entre Ríos el beneficio alcanzará a 32 mil personas que representan el 76% de los aportantes actuales. En el departamento Paraná, unas 12 mil personas dejarán de pagar.

Reforma pendiente

El diputado Marcelo Casaretto (FdT – Entre Ríos), uno de los más activos promotores de la reforma, explicó a Paralelo 32 los objetivos de la misma. “Es un tema que siempre estuvo pendiente en los últimos años: la actualización del mínimo no imponible. La historia indica que Ganancias debía gravar alrededor del 10% de los trabajadores y el 90% debía estar exento. Con el correr de los años, los distintos gobiernos no actualizaron debidamente el impuesto y fue pagando cada vez más cantidad de gente. En la actualidad tributa el 25% de los trabajadores de la Argentina: maestros, profesores, directores de escuela, directores de hospitales, choferes de colectivos y camiones, obreros industriales que están pagando cuando hacen doble turno u horas extras; hoy paga el trabajador soltero que gana más de 75 mil pesos, con carga de familia un poco más. Entonces, esto es una distorsión total. Planteamos subir el mínimo no imponible. Hoy, el contribuyente está un poco por encima de la Canasta Básica y eso es un despropósito”, dijo el legislador. Recordó que el proyecto de ley fue presentado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, con el apoyo del bloque peronista y de partidos provinciales aliados.

40 mil millones de pesos

Casaretto agregó que el cambio en Ganancias implica “una inversión de 40 mil millones de pesos que hacen los argentinos en el año, en favor de trabajadores y jubilados que van a tener este beneficio. Además, el beneficio adicional sobre los aguinaldos que no van a pagar el impuesto para quienes están en ingresos mensuales inferiores a 150 mil. Y lo hacemos retroactivo al 1º de enero; esto significa que lo que se descontó en enero, febrero y marzo se devolverá en abril. En definitiva, en abril van a cobrar más porque no les van a descontar y también les van a devolver lo que descontaron los tres meses anteriores”.

– ¿De dónde sale la diferencia para equilibrar el ‘agujero’ por dejar de recaudar?

En primer lugar, creo que alguien que gana hoy 75 mil pesos y percibirá 5 o 10 mil más porque no le descuentan Ganancias, eso lo va a volcar enteramente al consumo, lo que va a redundar en rápido consumo y recaudación impositiva, que van a compensar en parte lo que el Estado está resignando. Adicionalmente habrá otras medidas que van a compensar. De hecho la recaudación impositiva está aumentando muy fuerte. Desde septiembre del año pasado van seis meses consecutivos de crecimiento por encima de la inflación. En enero la recaudación aumentó un 43%, en febrero 51%. Tiene que ver con muchos aspectos, como la moratoria de impuestos y la reactivación de muchos sectores, como el campo con muy buenos precios, la industria, la construcción que están creciendo por encima de los niveles anteriores a la pandemia. Lo más práctico en este momento, lo más justo, es meter dinero en el bolsillo al trabajador y al jubilado, a la clase media argentina que ha estado muy castigada durante mucho tiempo.

– ¿Hay acuerdo con la oposición para que salga esta reforma?

— No lo sé. Viste como es la oposición, siempre dice ‘sí, sí pero no, queremos algo más’. Ellos tuvieron la oportunidad de gobernar y no hicieron la reforma. En 2015, Macri prometió que ningún trabajador iba a pagar Ganancias. Y lo que hizo en cuatro años fue duplicar la cantidad de contribuyentes. Así que en este punto no sé qué van a hacer. La ley va a salir con los votos nuestros y con el apoyo de algunos partidos provinciales.

Monotributo

El diputado Casaretto explicó la reforma impositiva al régimen de Monotributo, que se está trabajando en simultáneo con el Impuesto a las Ganancias, para tener ambas iniciativas aprobadas en abril. Los cambios propuestos son:

• Aumento del 35% en los valores límites vigentes en 2020para cada categoría;

• Actualización automática de valores límite en base al aumento de las jubilaciones mínimas cuatro veces al año en marzo, junio, septiembre y diciembre;

• Creación de un régimen de transición entre el Monotributo y el régimen general, con carga tributaria reducida.

El Monotributo es un régimen simplificado para pequeños contribuyente, que les permite estar blanqueados sin pagar la totalidad de los impuestos. Comienza en una categoría básica A, y sube con la facturación y otros factores.

“Cuando hay inflación sube la facturación y en consecuencia el monotributista sube de categoría, pagando más. Hay que ir actualizando los valores límites de cada categoría para que reflejen la situación real del contribuyente, y no la inflación. A veces, los gobiernos se atrasan en la actualización, hay un deslizamiento hacia arriba y el que tributa en la categoría más alta termina en el régimen general”, describió Casaretto.

Recordó lo gravoso que es pasar de Monotributo al régimen general. “Significa aumentar la carga impositiva diez veces al pagar IVA y Ganancias”. Agregó que la reforma, que tiene amplio respaldo en el Congreso, favorecerá a 3,2 millones de monotributistas. “Es un tema muy importante, no está en la agenda de los medios porque el monotributista es ‘un pobre cuentapropista’, factura poco y no tiene poder de lobby en los grandes medios de Buenos Aires, donde tallan los intereses de grandes empresas. Pero, le aseguro que en el bolsillo de esa pequeña economía familiar esto incide muy fuertemente. Lo queremos aprobar rápidamente el martes próximo en el recinto”, agregó el legislador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here