Tras integrar la última comisión directiva de la Sociedad Rural de Nogoyá, Carlos Mihura retornó a la presidencia de la entidad, y ya trabaja de cara a lo que será el remate de hacienda que estaba dentro del calendario de la Expo Victoria-Nogoyá 2021, reprogramado para el 4 de marzo próximo, donde se ha sumado otro atractivo como es la disertación de Salvador Di Stéfano dentro de esa jornada.

Éste y otros desafíos forman parte del nuevo contexto dirigencial al que calificó de ‘muy diferente’ respecto de su primera experiencia en 2010, sobre todo por la influencia de lo comunicacional.

Connotaciones y perspectivas

P32— ¿Qué comparativa podés trazar entre aquella primera presidencia y el inicio de esta?

CM_“Lo principal que cambió es todo el tema comunicación. Basta con pensar que fui presidente en 2010 cuando no había siquiera WhatsApp, la mayoría de las cuestiones se manejaban vía mail, llamados y mensajes de texto. Por ello, la innovación tecnológica que imponen las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, etc.) y que atraviesa esta realidad presente es a lo que más cuesta adaptarse.

En lo gremial, es muy similar a lo que ya pude transitar. Cuesta concretar las acciones y ser escuchado, sea el gobierno que sea. No solamente éste, con Macri tuvimos receptividad pero la situación era tan apretada que era complejo acceder a nuestros pedidos. 

Mencionados estos puntos, entiendo que lo comunicacional afecta a lo gremial, por eso ya no se puede soslayar, menos aún desconocer, la incidencia de este componente dentro de las organizaciones e instituciones”.

En lo personal, Carlos (58) reconoce que para él es “un gusto y un honor ejercer nuevamente la presidencia, lo llevo en la sangre, mi familia siempre participó; si bien la primera vez estuve en el cargo dos años y el fallecimiento de mi viejo hizo que diera un paso al costado para ocuparme de temas familiares, hace por lo menos 20 años que me empecé a involucrar decididamente, antes de eso acompañé a mi padre, y desde que tengo uso de razón escucho de estos temas en el seno familiar”.

Y añadió: “El apellido Mihura siempre estuvo ligado al sector agropecuario y al gremialismo rural. Mi abuelo es uno de los fundadores de la Sociedad Rural de Nogoyá, y también de CRA. Además, mi padre ejerció distintos cargos durante años en la comisión directiva de la entidad, ocupó la secretaría de CRA y fue secretario de lo que en aquel tiempo se llamó Confederaciones Unidas del Litoral, y que comprendía a Entre Ríos, Corrientes y Misiones”.

P32— ¿Cómo ves esta ligazón entre Victoria y Nogoyá en lo que respecta a la organización de la Exposición, disertaciones, remates y demás iniciativas en las que ya participaste como miembro de comisión?

CM_ “Apoyé esta posibilidad desde el primer momento, además porque coincido plenamente con esa frase que por común no es menos cierta: ‘la unión hace la fuerza’, esto aplica para todos los ámbitos. Pienso que potenciará a las dos entidades, representando un ejemplo para adentro (FARER, CRA, etc.) y para afuera, en apuestas que involucren a los particulares y demás intereses comunes que alcancen lo sociocultural”.

Sobre este punto Mihura agregó: “este vínculo entre ambas ciudades, a través de sus rurales, también es una señal para los políticos, que siempre se cortan solos y arman su propio ranchito”.

P32— En ese sentido, ya tiene fecha el remate aplazado por el mal clima de aquella semana de noviembre pasado. Y con el agregado de un disertante de lujo… 

CM_ “Nos estamos preparando con mucho entusiasmo para el remate del 4 de noviembre  (gordo, invernada y cría), de la mano de la consignataria Etchevehere Rural. Ya empezamos con el diseño de folletería, flyers para las redes sociales, y demás promociones con nuestros asesores en Comunicación. Además, CRA e IPCVA nos confirmaron la disertación para ese día de Salvador Di Stéfano, así que también estaremos cursando las invitaciones para asistir a la charla que brinde en el marco de esta actividad.” Cabe mencionar que Semanario Paralelo 32 e imprenta Los Gráficos forman parte de los auspiciantes de la edición 2021, que por supuesto estarán integrando la grilla de este remate reprogramado.

Sobre el final, Mihura no dejó pasar el malestar que provoca en la entidad sede de esta actividad mencionada, la nueva disposición que emitió SENASA para todo lo que es el papeleo y demás arreglos que han solicitado en el sector corrales, “Como sanidad animal está perfecto, entendemos que es un requisito que todos los que tienen remates deben cumplir, incluida la documentación, pero si dan una fecha (28 de febrero) deberían respetarla y no cambiar sobre la marcha, corriendo el plazo a menos días, ya que ahora nos dieron 15 días. Así no se puede tener o programar ninguna acción, vivimos en la indefinición de una cuerda floja, no sabemos si son 20, 15 días, o mañana vienen y nos clausuran la feria, pero confiamos en que todo se pueda resolver, y estamos trabajando para que así sea”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here