El negocio de los preservativos no pasa por su mejor momento en Argentina. Hace casi cuatro años que las ventas caen en forma constante. A la cuestión económica se suman otras razones. “No hay campañas que concienticen”, aseveran. Sumado a que Argentina, es uno de los países que tiene el consumo pér cápita más bajo, el panorama se complica y marcas históricas comienzan su retirada del mercado.

El consumo anual de preservativos es de 172.800.000 unidades, lo que representa un consumo per cápita de menos de 4 unidades por año. Pero desde 2015, las ventas cayeron casi un 10 por ciento. La baja ronda el 2,5% anual.

Felipe Kopelovich, presidente de Kopelco, dueña de la marca Tulipán que ya tiene 35 años, explicó a BAE Negocios que “la caída se debe a la situación económica, que influye y mucho. Si la gente baja el consumo de la comida como no va a caer la venta de preservativos. A este producto lo dejan de usar automáticamente”.

A la cuestión económica se suman otras razones. “Estos jóvenes nacieron sin miedo, no sienten que haya cucos de enfermedades, no vieron morir a Freddy Mercury. No lo quieren usar y es un peligro, pero no hay campañas que concienticen”, agregó.

“El dueño de Tulipán explicó además que “las mujeres tienden a cuidarse más que el hombre porque saben que ellos no asumen las consecuencias. Hay mucha violencia de género en este tema, si la mujer se quiere cuidar y el hombre no. Las obligan a no cuidarse y si no aceptan las difaman. Se necesitan más campañas que empoderen a las mujeres”, reclamó.

Hasta hace una década, Kopelco fabricaba en Argentina los preservativos. Pero por una cuestión de escala ya no produce aquí e importa todo de China. El líder del mercado es Prime, que se reparte casi el mercado total con Tulipán. Hasta Compañía Industrial de Artículos de Látex (Cidal), fundada en 1953, se desprendió de su histórica marca Camaleón, y ya casi no se consigue en el mercado.

La diferencia de precios entre una primera y segunda marca es importante y puede alcanzar el 100 por ciento. Las tres unidades de Tulipán cotizan a $60, mientras que el precio de Prime ronda los $100. En el caso de la caja de doce preservativos, los Tulipán están en $100 y los Prime $200.

A la hora de comprar preservativos, cada vez hay más variedades de colores, sabores, texturas y dibujos. Kopelovich explica el por qué. “A la gente le gusta ratonearse y tener fantasías, le gusta mirar e imaginar, pero siempre compra lo mismo. El más vendido es el ultra fino, pero necesita ver que hay muchos más”.

El dueño de Tulipán, cuenta que ofrece hasta la versión Neón que brilla en la oscuridad. O el formato Visión que tiene la base más ancha, para que no ajuste. Otra de las novedades es el que trae diseños tántricos. Lo que viene es un nuevo preservativo para los que son alérgicos al látex.

En Kopelco también ofrecen geles y juguetes eróticos para ampliar el negocio. “Somos líderes en la categoría de geles, pero con los sex toys tenemos un problema, hay mucho machismo y los hombres no lo aceptan, lo ven como una competencia”, explicó Kopelovich.

El dueño de Tulipán cuenta que no sólo los que comercializan preservativos ven caer sus ventas. “Desde hace un tiempo están cerrando sex shops, es un sector al que también le repercute la situación económica, sumado a que la gente prefiere elegir canales on line”, sostuvo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here