Victoria.- El médico pediatra Federico Picchi, junto a un grupo de médicos y agentes sanitarios, recorrió el barrio La Ponderosa para brindar asistencia. Además del control médico, se desarrolló una iniciativa solidaria donde los profesionales de la salud entregaron juguetes a los niños.

Esto surgió casi de casualidad. Una de las agentes sanitarias le pedía a Picchi muchas recetas para tratar problemas similares como piojos y demás. Ante esta situación, el médico preguntó por qué requería esto y la agente sanitaria le contó que era para llevar a La Ponderosa.

A partir de ahí, Picchi comenzó a interiorizarse sobre el barrio y sus necesidades. Planteó la situación a otros colegas, que rápidamente se ofrecieron para colaborar. El resultado fue el reciente trabajo de campo.

“Pudimos controlar 30 chicos y varios adultos. Nos fijamos en los carnets de vacunación y compartimos una tarde bastante emotiva”, dijo el pediatra. A partir de este accionar, Picchi comentó que pudieron detectar diferentes situaciones y tuvieron que internar a tres niños de una familia.

“Hablé con el intendente que me ofreció su ayuda para esta familia. Si Dios quiere le van a brindar la ayuda que necesitan para que puedan contar con una vivienda en mejores condiciones”, contó.

Se trata de una familia en la que la niña más pequeña tiene 10 meses y la madre le preparaba la leche con agua contaminada, por lo que continuamente tenía gastroenteritis. “Hay gente que no va a las salas y que hay que ir a buscar”, remarcó Picchi.

“No podemos estar detrás de un escritorio. Las personas más marginadas son las que ni siquiera saben que tienen derechos, como el derecho a la salud. A esa gente también tenemos que ayudar”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here