El 6 de diciembre pasado la sonda japonesa Hayabusa-2 lanzó a la Tierra una pequeña cápsula con muestras del asteroide Ryugu. Ahora, los científicos anunciaron que el polvo negro parecido a la arena hallado en la cubierta externa de la cápsula que regresó, también procede de aquel cuerpo.

Este lunes, desde la Agencia Espacial Japonesa (JAXA) publicaron una foto de un pequeño depósito de materia en el exterior de una caja metálica, en cuyo interior la sonda trajo muestras del asteroide al cabo de una misión de seis años. «Podemos confirmar que las partículas negras, parecidas a la arena, provendrían del asteroide Ryugu», indicó la JAXA.

«Cuando lo abrimos, nos quedamos boquiabiertos. Es más de lo que esperábamos y había tantas muestras que nos quedamos realmente impresionados», dijo el investigador de la entidad, Hirotaka Sawada.

Los científicos esperan que el interior de la cápsula contenga hasta un centenar de miligramos de materia recogida en Ryugu, cuya distancia a la Tierra oscila cada cinco años entre 10 y 350 millones de kilómetros. Además, tienen la esperanza de que el análisis de esta materia ayude a arrojar luz sobre el origen de la vida y la formación del sistema solar hace 4600 millones de años.

«Vamos a continuar con el trabajo de abrir el colector de muestras. La extracción y los análisis serán efectuados» por equipos especializados, detalló la JAXA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here