Hasenkamp- Si hay algo que caracteriza a Paolo Duval Goltz es su simpleza y humildad, virtudes que supo cultivar y nunca, bajo ningún concepto, ceder a lo largo de su éxito deportivo.

Se convirtió a lo largo de su carrera futbolísticas en uno de los mejores defensores de la Argentina, al punto incluso de vestir la camiseta de la Selección.

Referente de cada club por donde pasó, tuvo su momento en instituciones del exterior y volvió a nuestro país para vestir la camiseta de Boca Juniors.

Todo eso, que no es poco para un jugador profesional, nada cambió en su voluntariosa personalidad, siempre rodeado de sus afectos, de la familia y sus amigos, ese entorno que está y lo acompaña desde el comienzo, cuando todavía no había fama, dinero ni éxito deportivo. Los de siempre.

El defensor se encuentra en su ciudad natal por estos días, disfrutando del tiempo de descanso, y aprovechó para ayudar a la familia. Levantándose temprano, sale a recorrer las calles de Hasenkamp con el reparto de bebidas, que es el emprendimiento familiar.

En medio de la tarea, Paolo fue sorprendido por fanáticos que le tomaron una foto que, lógicamente, recorrió rápidamente las redes sociales. Pura humildad en el rostro de Paolo, que no se olvida de sus raíces. Y que entendió que, teniendo el dinero para ir a cualquier lugar del mundo, el mejor lugar del mundo es, precisamente, estar donde están los que verdaderamente lo quieren. En Hasenkamp Goltz es uno más. Y eso es precisamente, lo que él quiere ser.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here