Las letras corpóreas de Nogoyá finalmente tendrán lugar

0

Nogoyá.- Son muchos los municipios que hoy por hoy muestran su identificación a grandes letras en sus accesos, o han decidido ornamentar sus espacios públicos con el nombre de la ciudad, utilizando la técnica de letras corpóreas.

Esa idea termina convirtiéndose en la elección predilecta a la hora de hacer fotografías que den sentido de pertenencia. Nogoyá no ha querido ser la excepción a esta buena costumbre y creó las letras para ubicarlas en el ingreso a la ciudad.

Pero esta iniciativa fue la punta del ovillo del conflicto entre Daniel Koch y Rafael Cavagna por la jurisdicción municipal en el trayecto de Ruta Nacional 12 que atraviesa la ciudad. Ya que en su momento, Cavagna presentó a la comunidad su idea (foto), pretendiendo ubicar las letras en la rotonda de acceso de calle Belgrano, pero fue el jefe del distrito entrerriano de Vialidad Nacional quien le informó de la negativa, argumentando que las mismas representaban un riesgo para el tránsito vehicular.

Pese a esto, a escasos metros y a menos de un año de esa negativa, Koch encaró el monumento a Eva Perón levantando la recordada polémica en los primeros días de mayo.
Ahora, el municipio informó que ya encontró lugar para las letras alusivas y serán instaladas a la vera de Ruta Provincial 26, precisamente en la intersección con calle Vuelta de Obligado.

En los últimos días, personal municipal intensificó las tareas en materia de desagües en el ingreso a la ciudad por Ruta 26, preparando el lugar para lo que será la instalación del hito alegórico.

Por casualidades que se dan, el intendente anunció el 26 de julio de 2020 (fecha de fallecimiento de Eva Duarte) su intención de instalar las letras en el ingreso por calle Belgrano, pero nueve meses con negativas de por medio de ambas partes, la fecha de nacimiento de Evita volvió a cruzar a Koch y Cavagna.

A casi un año de la intención inicial, todo indica que el nombre de Nogoyá lucirá como un estandarte identificatorio próximamente. No es una obra prioritaria, no cambiará la vida de los nogoyaenses en absoluto, pero citando a la música, podríamos resumir que “Nogoyá tiene ese no sé qué” que nos hace centrar la atención en cosas que para el resto del mundo quizás carecen de sentido.

Queda aguardar el acto inaugural, salvo que aparezca un impedimento nuevo y nos obligue a abrir nuevamente el telón de la polémica nogoyasera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here